El Cuy, en “El Comercio”, sección Luces, del domingo 16 de abril de 2017

Un clic en la imagen, ya saben, la amplía y se ve mejor. En cuanto a mí, estoy en algunos problemas, tratando de cumplir unos plazos imposibles. Mas, como dicen que sarna con gusto no pica, les cuento.

Me lo dije: No te mandes, si te metes a otra época, tendrás que trabajar más (estar atento a la arquitectura, vestuario, costumbres, etc.). Pero no me hice caso y aquí me tienen, considerando otro trabajo que hago, entre Escila y Caribdis. Al menos, Pelito sigue en esta época y eso es un pie a tierra, porque está bien que el Cuy se borre tras su imaginación, pero la vida aquí sigue…

34 comentarios

Archivado bajo El Diario del Cuy

34 Respuestas a “El Cuy, en “El Comercio”, sección Luces, del domingo 16 de abril de 2017

  1. Hola

    “Esos libros son peligrosos”

    Y me recuerdo de la quema de libros, por ser peligrosos.

  2. Cuánta gente desinformada se habrá tomado al pie de la letra la barrabasada dicha por ese congresista con respecto a que leer mucho te daba Alheimer, pienso que ello ha generado un peligro público que nadie esta tomando en serio. Y hasta creo que ha sido en serio, justamente lo que busca el fujimorismo, generar masas de gente sin estudios, sin formación, sin análisis crítico para seguir siendo corderos que votan por una dádiva creyendo que esa migaja que te dan de vez en cuando es un regalo del cielo cuando en realidad lo que hacen es robar a manos llenas.

  3. A propósito. Necia no es la tapada de un solo ojo de la caricatura?

  4. Esas caderas no mienten 😉

  5. ¡Nunca! (y ya veo que somos del club de los mirones)

  6. Oswaldo Chacho D'Acevedo

    me parece que el cuycito fue a parar a la calle de los gallinazos.

  7. esa quedaba cerca al actual panteón de los próceres, Chacho, y en verdad los gallinazos estaban en todas las calles de lima. hoy de les ve un poco por el parque universitario y más en barranco, por la ermita

  8. La Necia

    hum… creo que chacho se refiere a unos pendencieros de iquitos, apodados “los gallinazos”…

    y qué casualidad que la susodicha ande tapada, ¿no? hasta podría ser orlando… ¡bah!

  9. Hola

    Cuando ganó las elecciones el actual alcalde de Lima, en La Casa de la Literatura Peruana, se estaba realizando un homenaje a Salazar Bondy y se colocó en la portada del edificio de la Casa una banderola gigante que decía: El señor gallinazo, vuelve a Lima. La banderola era amarilla… son las casualidades.

    Otro:

    En lo alto del techo de la Biblioteca Nacional de la avenida Abancay,en la esquina de los jirón Miro Quesada y Abancay, se ha colocado un gigantesco gallinazo con las alas extendidas. Un santo, creo San Antonio, señala con el brazo extendido hacia donde debe ir el gallinazo.

    Saludos

  10. Oswaldo Chacho D'Acevedo

    necia!!! qué alegría, de tanto tiempo, mujer; qué ha sido de tu vida!… nos tenías abandonados. no te pierdas tanto, pe’

    bueno, en realidad me refería a la calle que indica juan. los terribles a que te refieres, son “los lagartos”, causantes, seguramente, de algún manchari tuyo 🙂

  11. La Necia

    ¡ah ya!

  12. Oswaldo Chacho D'Acevedo

    that is it???…¡ah ya!?… no pe’… ya no hay amor en este blig… brrrr… chilly.

  13. Ta que me hicieron el día:
    Esas caderas no mienten 🙂

  14. baterillero 😀

    Chacho, creo que hay cariño en este blig 🙂 Y si no, pregúntale a Orlando, que la Necia lo ha tapado en su comentario

  15. Orlando

    Aquí se puede apreciar claramente que se trata de la necia. Esas caderas no mienten. La fotografía fue tomada el último verano en Lima, en Miraflores, cerca de la Baguette.
    http://repositorio.pucp.edu.pe/index/bitstream/handle/123456789/9561/ELE-0266.jpg?sequence=4&isAllowed=y

  16. La Necia

    no, chachíviris, “los galliazos” les decían a una familia entera que vivía en la calle paralela a la bolognesi, (no la tacna, la calle que va en dirección contraria a esta) pucha que no me acuerdo cómo se llama esa calle… pero la casa de esos amables sinverguenzas (no tengo acceso a la diéresis) quedaba entre la ricardo palma y la brasil. así les decían, no sé por qué…

    esas caderas pueden mentir o no, quién sabe… una cara tapada puede esconder hasta al chacho, no solo al orlando. van a tener que destaparla para saber quién es. lo único que puedo decirles es que esa tapada calza 36 – 37, no más, y esta servidora calza 40 y nunca, ni en otras épocas usaría ese modelo puntiagudo y al ras del suelo. que le dibuje siquiera un taquito de tres centímetros para levantarla del suelo… bah!

  17. La Necia

    jajajaj… orlando, te ves precioso con esas vestimentas jajaja

  18. Orlando

    Que bueno que rías necia, me gusta, me alegra y también me provoca reír, jajajajajaja

  19. Oswaldo Chacho D'Acevedo

    entre la bolgnesi y la tacna, la moore; detrás de la bolognesi, la fanning.

    vaya, no se de esos gallinazos. los gallinazos con los que tenía relación cercana, eran aquellos que volaban encima de mi casa, esperando a ver si en el mercado alguien de buena voluntad dejaba caer algún pedazo de carne fresca o de carroña.

    ver volar a los gallinazo en lo más alto del cielo, es aun una de las imágenes más deliciosas de mi infancia. una profesora mía de primaria, nos enseñaba que debido a los benditos pajarracos ésos, no había tanta basura podrida en las calles… ahora creo que en realidad hay gallinazos porque existe basura podrida en la calle … es así como nació el dilema “qué es primero, el gallinazo o la carroña” … aun no tengo respuesta.

    los gallinazos limeños que nos muestra juan, no tienen,para nada, el señorío de los gallinazos que volaban por encima del techo de mi casa , allá en iquitos, en el jirón próspero 1035 a una cuadra del mercado de belén, que es en donde conocí a la selmirita, una mañana de domingo en que me fui a tomar desayuno en el puesto del mercado de la señora matuquita.

  20. La Necia

    ya. es la bolognesi, chacho. había olvidado la moore y la confundía con la bolognesi. por ahí vivían los gallinazos… hum… creo que esos eran los paichiteros… ya me confundí 😫

    sí que se la pasa bien riendo. ¿verdad orlandito, lindo niñito?

  21. La Necia

    sorry, quise poner ñañito

  22. Asu Necia, calzas 40, que patona, lo que uno va anotando. Eso pasa por mirar de rodilla para arriba y obviar las raíces… 😉

  23. Oswaldo Chacho D'Acevedo

    confundir a paichiteros con gallinazos, es un crimen de lesa charapada.

  24. La Necia

    tú nunca entraste a mi blog, sand? tengo un relato sobre eso…capaz en la noche te dejo el link… siempee fui patona. en cierta época de mi vida lo único que crecía eran los pies… 😫

  25. La Necia

    ¡ja! y dirás que si los veo juntos igual los confundo. en cierta ocasuón encontré a uno de ellos en lima y casi no lo reconozco. vestía pantalón largo, camisa y corbata. se había unido al grupo de victory’s outreach para salir de las drogas y estaba muy recuperado. hasta ahora no sé si era uno de los paichiteros o de los gallinazos…

  26. Paréceme que Chacho tiene el plano de Iquitos muy nítido. En cuanto a sus gallinazos, nada discuto porque no conozco Iquitos (raro, pero cierto). Lo que puedo decir de los gallinazos limeños es que también los conozco desde niño y no los asociaba con señorío alguno. Me daban cierta pena, nadie los quería, y eso de que eran “los basureros de la ciudad”, me lo creí y me parecía un rasgo de nobleza. También creí que estaban en el escudo de Lima, pero después leí en un documento serio sobre este escudo, que se trata de águilas (que en Lima no hay, pero sí en la heráldica). En fin, no me fijaba ya en ellos cuando una tarde, mientras yo redactaba algo en mi oficina, una habitación colonial inmensa y solitaria en la Casona de San Marcos, vi por mi ventana que en un techo contiguo, a unos 2 metros de mis ojos, dos gallinazos ensayaban un ritual inédito para mí. Medían la distancia que había entre ambos, giraban con las alas extendidas, tenían sus plumas erizadas, graznaban sonidos lúgubres… Pensé que se iban a atacar, pero era exactamente lo contrario, eran un gallinazo y una gallinaza y danzaban un cortejo de amor, se trataban en verdad con delicadeza. Me conmovió, sentí que era un regalo estar allí, y supe que en medio de la repugnancia que inspiran estas aves a la mayoría, también tenían un espacio para procrear con amor. Desde entonces, los miro con otros ojos y sé que son nuestros hermanos.

  27. Oswaldo Chacho D'Acevedo

    amigo, le robo un segundo a la chamba porque no puedo esperar; tengo el corazón henchido de nostalgia al recordar las ascensiones de los grupos de gallinazos que, en forma arremolinada, aprovechan las corrientes calientes y circulares de viento que se eleven hacia el cielo, para planear junto a aquellos, hasta tocar las nubes. ese magnífico y señorial grupo, adorna frecuentemente las alturas azul amazónico, formado un paisaje del que jamás uno puede escapar.

  28. La Necia

    en cambio, mis recuerdos son diferentes: asocio la presencia de los gallinazos con la muerte. entre los cuentos que escuchaba de niña, se decía que si los gallinazos planeaban por alguna casa, es que estaban oliendo muerte de algún habitante de la misma… tienen un aspecto aterrador… pero sí, de adulta supe la verdadera encomienda que tienen de liberarnos de la carroña y les agradezco de corazón que existan y que sigan entre nosotros

  29. Me haz leido la mente ya te iba a reclamar que nunca fui invitado a tu Blog… Vamos a echarle el ojo. Gracias!!!

  30. La Necia

    o sea… ¿tú esperabas tarjeta de invitación, sand? ayayay…

  31. La Necia

    ahora el carlitos nos va a salir con que no sabe qué es patona. a ver, pues, traductor sand, explícale…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s