El Cuy, en “El Comercio”, sección Luces, del domingo 19 de febrero de 2017

tiras-1256-y-1257

Un clic en la imagen y la verás mejor, digo, más próxima a su tamaño original

14 comentarios

Archivado bajo El Diario del Cuy

14 Respuestas a “El Cuy, en “El Comercio”, sección Luces, del domingo 19 de febrero de 2017

  1. ¿Cómo es la adolescencia hoy en día? Salen a la calle, conocen la capital, actualmente??? O permanecen encerrados en sus casas y con las justas conocen solamente sus distritos y los límites de los centros comerciales a los que acuden???

    Por qué digo esto… 2 amigos míos tienen hijos, uno en Surco y otro en Comas y ahora que están por terminar el colegio, me cuentan que no conocen más allá de su zona de confort. Siempre fueron a todo sitio con sus padres o con los padres de sus amigos, ahora que uno estudiará en un instituto por Breña su padre lo ha tenido que llevar una semana de la mano para que conozca como ir y regresar, el otro va por el mismo camino. 2 realidades sociales, pero igual veo que estos muchachos no conocen manejarse por si mismos.

    Recuerdo que a los 9 años con mis amigos de primaria (eran los ochentas) teniamos que comprar tela marroqui para hacer unas manualidades de un curso del colegio y fue tan natural para nosotros encontrarnos en la Av. Abancay, tanto chicos como chicas caminar por las calles del congreso y comprar la dichosa tela para repartirnos entre todos porque asi nos iba a salir más económico. Recuerdo que almorzamos 7 colores con chicha en una carretilla de comida y luego cada uno se fue a su casa tomando su micro.
    Creo que esto sería impensable en esta época con toda la inseguridad ciudadana que vivimos o el confort aletargó a los niños de hoy en día…

    ¿Qué opinan?

  2. Californiano

    Yo también empecé a recorrer Lima cuando ya terminaba el colegio. La diferencia era que desde que hacía varios años, me aprendía las direcciones y miraba mapas. Había una que otra combi y aún existía Enatru.

  3. Orlando

    Pelito quiere una aventura de grandes y recordé la canción “Decisiones” de Rubén Blades, en la parte que dice: “El señor de la casa de alquiler, a pesar de que ya tiene mujer, ha decidido tener una aventura (A lo casanova)”, pero Pelito no piensa en ese tipo de aventuras, le corresponden, por su edad, las aventuras que se enmarcan en los límites de su imaginación y las que se encuentran en los libros. Ya que el Cuy no le recomienda libros, su tío bibliotecario le recomienda la lectura de “La historia sin fin” de Michael Ende. Para animarlo a la lectura, un adelanto que no compromete la trama.

  4. La Necia

    es verdad. el sobreproteccionismo es la causa de que muchos chicos y chicas sean ignorantes callejeros (que no saben defenderse en las calles o que no sepan ni cómo ir de in lugar a otro)

    en manaos, quise que mi sobrino judá (16 años) me llevara al teatro amazonas pero el chico ¡no conocía ni qué vaina era esa! menos cómo llegar, por supuesto. me quedé desconsolada 😩 porque al margen de que eso hablaba de conocimiento mínimo de historia y de los atractivos de su ciudad, también me demostraba lo poco que había salido fuera de su área

  5. “Todo depende del aventurero”

    Genial frase. No de el temerario, sino del que actúa con Fe.

    Saludos

  6. La Necia

    hum jum… eso me dijeron muchos: “te regresaré tu libro” aun sigo esperando…

    pero sí. tremenda pela ésa. no leí el libro. nomás vi la pela. a verla, pelito!

  7. Orlando, ese libro es una maravilla, yo tengo una edición preciosa, que me dejó sin querer una enamorada. Sin querer, digo, porque cuando ya rompimos la relación, me pidió el libro, y yo le dije que ya se lo había devuelto, porque busqué y rebusqué y no lo encontré. Algunos años después lo encontré y me pareció maravilloso, y, bueno, a la pata ya no la veía, entonces Ende (que en alemán significa Fin) se quedó aquije.

  8. El Cuy es un cuy de fe, Baterillero, y yo estoy que quiero investigar más antes de comenzar la aventura (ya sé a dónde quiero ir, pero la documentación está tranca)

  9. pero, Necia, ¿tuviste el libro? es una maravilla, en dos tintas (a ver, si lo encuentro, le saco foto, pero ¿y si me ampaya su antigua dueña?)

  10. La Necia

    fácil, juanceto, me veda: ¡préstame el libro! ¡te lo devuelvo rapidito!

    de todas maneras, veré la forma de comprarme uno en línea

  11. La Necia

    ya conseguí el libro… viene en camino. cuando lo termine de leer, les digo qué me pareció. y ahora me entero que la pela que yo vi fue la primera de una saga de tres pero que el autor estuvo descontento con todas 😖 pero ya tendré mi propia opinión después de verlas todas y leer el libro. los autores siempre tienen una expectativa diferente de sus obras al ser proyectadas en la pantalla

    “como agua para chocolate” se pegó al libro como una etiqueta porque… la autora y su esposo hicieron la pela

  12. La Necia

    pucha que cuando estos cuyeros callan, parece que el ratón les arrancó la lengua… ¡ufa! ¡qué aburridos!

  13. Orlando

    Te imaginaba entretenida leyendo “La historia sin fin”, al parecer el libro todavía no llega a tus manos. El aburrimiento, necia, según Marco Aurelio Denegri, es un fenómeno romántico del siglo XIX, es decir, se trata de un fenómeno reciente. Para que no te aburras y superes ese “si no leo me aburro” aquí el programa de MAD sobre la soledad y el aburrimiento.

  14. La Necia

    denegri siempre me pareció creepy 😱 me gusta más cuando lo caracterizan (o sea cuando no es él y se tira sobre la impresentable de la hildebrant )😋

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s