El retorno del Cuy

Tiras-1138--y-1139-firmes

Amigas y amigos, el domingo 3 de enero de 2016 fue para mí una fecha muy importante: El Cuy volvió a las rotativas, a los kioscos, a la gente… Lo hizo a través de la página de tiras cómicas, sección Luces, diario El Comercio. Qué les parece. Hoy, domingo 10, fue la segunda entrega. Es una ventana simpática, junto a Mafalda y Condorito, cada tira con lo suyo, hacen una página de tira cómica latinoamericana.

Aquí publicamos esas tiras. ¿Ha cambiado el Cuy? Sería extraño que siguiera igual, porque han pasado muchos años desde que no se publicaba en un medio impreso. Los datos están en el libro “El Cuy tira”: Son 26 años desde que la revista “Sí” lo publicó por última vez, el 25 de junio de 1990, o si quieren considerar solamente diarios, son prácticamente 30 años desde que el diario “La Razón” lo publicó hasta el 29 de octubre de 1986.

¿Y si lleva varias décadas sin publicarse en un diario o una revista, cómo es qe la gente se acuerda de este personaje? Misterio. Es verdad que yo aprovechaba cualquier oportunidad para ponerlo y que así apareción esporádicamente en algunas publicaciones, generalmente institucionales, no de las que se hallan en un kiosco público. Pero eso, claro, no explica por qué la gente lo recuerda.

También es verdad que desde 2008 se publicó en este blog, y desde 2009 en Facebook, había surgido el espacio virtual y nos adaptábamos. Aún así, como el Cuy y yo venimos de la era del papel, yo buscaba el impreso y me alegró coincidir con Benjamín Corzo, de la Editorial Contracultura, y en 2009 salió el libro “Aventuras del Cuy”, que fue la obra más vendida ese año en la Feria del Libro Ricardo Palma. En 2011 lanzamos el libro “El Cuy Tira”, y en 2014 y 2015 aparecieron las agendas de El Cuy, todo esto publicado por Contracultura. También en 2015 presentamos el libro “El Barrio de Cholín”, en que aparecía el Cuy como un invitado ocasional. En esos lanzamientos nos honraron con su participación personalidades como Nelson Manrique, Patricia Del Río, Fernando de Szyszlo, Rafo León, Jorge Bruce, Carlos Tovar “Carlín”, Juan Gargurevich, Claudia Cisneros, Marco Sifuentes, Patricia Arévalo, Javier Torres Seoane… (Recuerdo ahora a Eduardo Adrianzén, pero él estuvo en la presentación de “Pobre Diablo y otros cuentos”).

Ahora que lo pienso, el Cuy no salía en los diarios pero nos esmerábamos en que continuase presente. Benjamín también puso al Cuy en el cartel de la librería Contracultura, junto a José Carlos Mariátegui, John Lennon y Marilyn Monroe, ¡vaya íconos! En el portal La Mula TV, durante dos temporadas en 2012 y 2013, tuve el programa El Cuy TV, de televisión digital, una hora dedicada a entrevistar a nuestros creadores de historietas, caricaturas y humor gráfico. Allí también estaba el Cuy. Pero lo que rompió “récords de sintonía” fue la exposición MUNDO CUY, en setiembre y octubre de 2015, en el ICPNA, una retrospectiva de 46 años de mi trabajo, con la curaduría de Manuel Munive. Aquí concurrieron las buenas voluntades de muchas personas, en el Icpna y en los diarios y revistas de circulación nacional El Comercio, La República, Caretas, Cosas, Perú21, Expreso, Correo, Exitosa, Diario Uno, Publimetro que desplegaron páginas de difusión a nuestro querido roedor y a su autor, así como en la televisión y radio TV Perú, RPP, Canal N, Exitosa Radio…

Hasta que en diciembre pasado se abrió un espacio para la publicación periódica del Cuy, en el diario El Comercio. Ahora no les cuento detalles, el Cuy me recuerda que mañana arranca una nueva semana y que debo presentar una nueva historieta al Cefi. A ordenarme en esa dirección.

Amigas y amigos, les agradezco por su apoyo como lectores, como a cada persona y a cada entidad mencionada y a otras que no he puesto pero que ya lo saben. Todos los domingos estaremos trayendo nuevas tiras, 2016, de este retorno del Cuy… ¡Aquí nos vemos!

Tiras-1140--y-1141

17 comentarios

Archivado bajo El Diario del Cuy

17 Respuestas a “El retorno del Cuy

  1. michel azcueta

    Gracias, Juan, por tu correo y la carta….Me alegra mucho que sigas con el Cuy y con tu trabajo, que no es facil, me imagino….Seguimos en Villa El Salvador.Un abrazo,Michel.

    Date: Mon, 11 Jan 2016 01:48:03 +0000 To: colectivociudadano@hotmail.com

  2. Gracias, Michel. Nuestros trabajos, cada uno en su especificidad, requieren persistencia y buen ánimo, y en eso eres un ejemplo. ¡Un abrazote!

  3. californiano

    Gracias al blog podemos saber del cuy, especialmente los que no tenemos acceso a la prensa en papel.

  4. Wow, es algo legendario el retorno del cuy para que lo conozcan las nuevas generaciones. Ojala pudiera ser diario. Veo que la seccion de amenidades de El Comercio solo tiene a Mafalda y Condorito y los domingos al Cuy me imagino que estarán en rediseñando dicha sección lo que aumentan las posibilidades de ver al Cuy diariamente🙂 Que fue de UME???

  5. Californiano, pensé que estabas en Lima, ¿o estás en California?

    SandovAL, es una ventana los domingos y que yo agradezco. El domingo la página de tiras cómicas de El Comercio es latinoamericana: El Cuy, Mafalda y Condorito.

  6. Orlando

    ¿Por qué el Cuy no dice claramente, con contundencia, que es de izquierda? (O es que cambió?) En otros tiempos, la mínima insinuación a colocarlo en la derecha hubiera generado una reacción furibunda, con puño en alto. Algo pasa con el Cuy (quizá con todos nosotros). Se declara de vacaciones, con panza orientada al sol, eso es como que hacerse el loco, barajo puro, finta, gambeta, quite gracioso. Algunos años atrás lo hubiera puesto en observación por vacilante. Solo pido que no nos sorprenda integrando la lista al congreso de algún grupo de derecha.

  7. Hola sandovAL ALvarado

    Tengo un encargo para ti de parte de necia. Es un librito.hecho a mano. Tiene dibujitos. A ver, me dices cómo le hago para entregártelo.

    Saludos

  8. Hola Orlando

    Coincido contigo. Son otros tiempos.

    Saludos

  9. Oh gracias que emoción dime donde puedo ir a recogerlo o en todo caso escribeme a ersandov@gmail.com

  10. Orlando, el Cuy apenas ha aparecido un par de semanas, está veraneando y ya le pides, le reclamas, le exiges que se pronuncie políticamente. ¿Y si estuviese harto del tema y está jateando un buen rato? ¿Nunca te provoca a ti descansar o siempre eres un combativo compañero de izquierda a tiempo completo? En cuanto a que “En otros tiempos, la mínima insinuación a colocarlo en la derecha hubiera generado una reacción furibunda, con puño en alto”… No creo. También sabía divagar, deambular por el espacio, juntarse con San Martín de Porres y Cristóbal Colón por espacios absurdos, ¿lo recuerdas? Por si no lo recordases, está en el libro “El Cuy Tira”, pp. 229-233, y ocurrieron nada menos que en “El Diario de Marka” y en 1983, o sea, en plena década del terrorismo e inflación galopante.

    En cuanto a la posibilidad de que integrase una lista al Congreso en algún grupo de derecha, como dices, no se me ha ocurrido y supongo que al Cuy menos. Pero te confieso que a mí ni me provoca ponerlo en algún grupo congresal de izquierda. ¿A ti sí? Pues, escucharé tus sugerencias. Por ahora, quisiera desarrollar más la personalidad de Pelito, su nieto, y ver qué pasa en la interacción con el abuelo y con otros personajes de la tira. Pero no me meto a hablar más, porque quiero imaginarlo más, crearlo, no interferir en su propio proceso, sino ver qué pasa. No es la primera vez que me pasa esto, dejar sueltos a los personajes y ver a dónde van para seguir qué me quieren decir.

  11. Orlando

    El Cuy es divertido, lo cual me gusta mucho, además, siempre me ha cuestionado, lo cual me gusta más.
    No cuestiono al Cuy, me cuestiono personalmente, entonces cambio la redacción del mensaje anterior y queda así:
    “¿Por qué no me defino claramente, con contundencia, como hombre de izquierda? (O es que he cambiado?) En otros tiempos, la mínima insinuación a colocarme en la derecha hubiera generado una reacción furibunda, con puño en alto. Algo pasa (con todos nosotros). Me declaro en evaluación (o evolución?), eso es como que hacerse el loco, barajo puro, finta, gambeta, quite gracioso. Algunos años atrás me hubieran puesto en observación por vacilante. Solo pido que yo no me sorprenda integrando la lista al congreso de algún grupo de derecha.”
    Leo a los analistas políticos y me sigo preguntando: ¿Qué tan al centro me he arrimado para diferenciarme de la izquierda radical? ¿Quién me define? Pelito? La DBA?

  12. ¿Sigue teniendo validez hablar de izquierda y derecha?

    Saludos

  13. Gracias Baterillero por el obsequio de Necia, le manda mis saludos por favor. Y me pone contento haberte conocido y te comento que le gusto el obsequio del libro de Paco Yunque que le conseguí a mi hermano quien colecciona todo sobre Juan.

    Sobre el tema del Post: No decían ahora que es más válido hablar de arriba y abajo?

  14. Orlando, hola🙂 Simpático tu juego de cambio de persona, al pasar el mensaje desde la primera persona hace que podamos leerlo también desde nuestro propio yo e interpelarnos sobre lo que ocurre en nuestra propia conciencia. No desarrollaré aquí el rollo, pero puedo decir que en lo que a mí respecta, no me sale levantar el puño como alguna vez lo hice en los mítines de Izquierda Unida, era emocionante cómo ese gesto expresaba nuestra esperanza, fe y acción. No recuerdo el momento exacto en que ya no me provocó levantar el puño, en que sentí que ya no me expresaba porque no creía en lo que estaba viendo, aunque continuase mi fe en que podíamos construir un mundo justo. En lo que no creía era en ciertos “compañeros” (sentía que ya no lo eran, míos por lo menos) que continuaban ejerciendo autoridad porque otros precisamente los aclamaban con su puño en alto y con “palmas revolucionarias”. Después fui viendo que esas palmas (que eran características en las asambleas y otras manifestaciones) se enrarecían y llegaron a desaparecer (hoy los jóvenes ya no las conocen). El discurso o pensamiento de esos líderes continuaba siendo el mismo a pesar del paso de los años y del cambio de circunstancias, llegando a separarse de la realidad, pero eso, que podría observarse también en personas que son fieles a un credo religioso, tenía en este caso el agravante de ver cómo esos líderes eran inconsecuentes, acomodaticios, trepones. Entonces dudé también de sus huestes o bases, sospeché que había una relación de tipo clientelista entre el líder y muchos de sus seguidores y también vi a algunas almas de buena voluntad persistir en su fidelidad.

    Si hacemos un ejercicio de memoria sobre los términos que había para calificar la conducta de un compañero, recordaremos los de individualista, pequeño burgués, diversionista (esos tres me los dijeron varias veces😀 ), reformista, reaccionario, retardatario, entrista, etc. También estaba, desde luego, vacilante (y no por vacilón, que ya me hubiera gustado). Para los terrucos el término revisionista era todo un anatema. No solo calificaban: descalificaban. Había una actitud censora incorporada en cada creyente, y un verbo amenazante: desenmascarar. A cuánto inocente y a cuánto culpable le habrá quitado el sueño la posibilidad de que lo desenmascaren. Incluyo al inocente porque no basta serlo para librarse de tener sentimiento de culpa, ese sentimiento insano que está en el disco duro de nuestra sociedad, desde la manera en que se vive la religión y que se extiende a otras áreas.

    Me parece que en la medida que nos liberemos de esas formas de relación acusatoria, muchas preguntas no necesitarán ser respondidas, porque ni siquiera se formularán.

  15. ¡Qué bueno que haya regresado el Cuy! Que se multplique su descendencia y se la vea en todos los quioscos.🙂

    El Cuy siempre ha tenido sus fases. Hasta quiso ser superhéroe gringo alguna vez, ¡todo un Supercuy!😀 Ya regresará de la playa y confrontará la realidad de la dura calle limeña.

    Un abrazo a todos.

  16. Buena memoria, Artopal. En cuanto a la vuelta del Cuy a la dura calle, recuerdo las palabras finales de Salvador Allende: “Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor”. Ah, Cuicito, felizmente no está por ser bombardeado, pero cuantas veces fue echado de un medio, tantas veces se volvió a poner de pie, y ahora está, siento que felizmente, en la página de tiras cómicas de un diario importante, como es El Comercio. Esto me da la oportunidad de volverlo a hacer periódicamente y atender a su desarrollo humano, vasto, complejo, interesante, como el de la vida que estamos compartiendo en estos tiempos

  17. necia necia

    el caso es que el cuy está de vuelta! y eso amerita que reciba una tarjeta para el día de año nuevo chino, que está como se pide, chumbeeeeque! ¿ya vieron? yo que había prometido puño en alto y patada al aire que nunca más le hacía una tarjeta porque el juan tacaño jamás me ha dibujado ni siquiera una línea y yo desentumiendo los dedos que no dibujan, lo hago! bah! desamor con amor se paga!

    aún no acabo de acomodarme en este pellejo (confieso que digo “acabo de acomodarme” porque no logro definir la palabra correcta para el verbo “caber”, ¿cómo carajos es que se dice, “cabo”, “quepo”?) de la felicidad de ver nuevamente a mi cuy combativo reinventándose de nuevo en pleno siglo XXI y con su nieto pelito. me muero de amor por ese enano son su pelito rebelde, como mostrándole el dedo medio al mundo y pinchándonos donde más nos duele con su pregunta a viva voz: “¿qué hacemos con la corrupción?” así se habla, sobrino! dale! yo te apoyo y te hago barra!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s