The End de Anotherman y un Pobre Diablo

p 61 A

Anotherman terminó y, aunque es una historieta que acabé de hacer en 1999, finalizó bien gracias a quienes me acompañaron bien aquí y en el Facebook.

En los días que siguen, el blog entrará en un período de descanso, no sé de cuánto tiempo. Pueden ser unos días o un mes, no creo que más. Coincidirán en buena parte con la exposición que me apresto a realizar en el Icpna, desde el próximo 8 de setiembre y que me demanda una atención extra, puesto que es una ocupación no habitual. Tal vez informe aquí sobre lo que allí va ocurriendo, es lo más probable, todavía no lo sé. Vienen días y semanas en que estaré más atento de lo que acostumbro a mis trabajos.

Entre tanto, y como para darle más color a estos párrafos, los acompaño con una página de Pobre Diablo. Para esta época, 6 de mayo de 1982, Pobre Diablo ya no precisaba de conversiones y hacía lo que se me ocurría, como cuando hice Oratemán, sin un guión previo. Me sorprendía que antes de llegar al final las cosas parecían ordenarse solas para llegar de manera coherente. Tanto hacer historietas cada semana, había adquirido oficio. Así se dice, así me pasó. De manera semejante, pero al revés, pasa cuando se deja de practicar, se pierde oficio, y esto que pasa con hacer una historieta no es nada raro. Ocurre también con dar clases, con el deporte, el baile o hacer el amor. Claro, un tiempito y te pones en forma, pero si te importa atiende a este punto.

Hasta que nos volvamos a ver, abrazos y gracias.

p 61 B

7 comentarios

Archivado bajo El Diario del Cuy

7 Respuestas a “The End de Anotherman y un Pobre Diablo

  1. Orlando

    Bacán Juan! Ésta es una de mis esquinas. A veces me quedo callado, viendo y escuchando, pero siempre paso por la esquina del barrio. También visito otros barrios, pero no es igual, falta algo que es difícil de describir, como el viejo cinema Paradiso, o algo parecido.

  2. Envidio la suerte tuya. La habilidad tuya, la virtud tuya. La de siempre dibujar, y aún así dejes de hacerlo por un tiempito y pierdas training (¿se escribirá así?), pues rápidamente recuperas el oficio.

    Eso de que por falta de “ciclaje” se pierde habilidad hasta para hacer el amor, no la había escuchado. Siempre me recuerdo lo de la bicicleta. Me costó aprender a manejarla. Luego lo conseguí y paseaba y paseaba. Dejé de hacerlo y ya no pude volver a pararme en dos ruedas… lo dejé para siempre.

    Hoy leyendo las viñetas, pues se me han entrado las ganas de volver. Así que buscaré una bicicleta y a empezar, aunque las primeras veces, pierda el equilibrio.

    Mire Juan, usted cuenta cuentos multimedia, en texto y en imagen. Con eso me confirma que las personas siempre van contando cuentos y al que no puede y se bloquea, pues hay que ayudarlo.

    Saludos

    El baterillero

  3. Buena voz, Orlando. Me pasa lo mismo, mi casa está en este barrio, de repente estoy durmiendo en otro lado porque me salió una chamba (la exposición, o eso es como andar en campaña, estoy durmiendo en una carpa y cada día debo seguir bregando). Aquí nos vemos, y en la exposición también, ya sabes, martes 8, ahí, en el Icpna de Miraflores, Angamos 120, esquina con la Av. Arequipa…

  4. Jajajajaaa😀 ¡Baterillero, cómo está eso de que ya no pudiste manejar la cleta? Tal vez estabas con esa idea, pero el dicho popular es que nunca en la vida te olvidas ya de montar bicicleta. Puede que en la reaparición tiembles un poco, es normal la torpeza inicial, pero le das un rato y eres el mismo capo de siempre. Por otro lado, no te olvides que este martes 8, en la noche, temprano mejor, nos vemos en la exposición MUNDO CUY, en el Icpna. A Orlando ya le di la dirección, como diría el Chato Barraza, ecasácatamente🙂

  5. hum… entro después de cuchucientos tiempos y me encuentro con que el baterillero dice que después de no manejar bici por un tiempo, no consiguió volver a pararse en dos ruedas pero el juan lo entiende como que ya no pudo volver a andar en bici y cómo ya pues es eso si el que aprende una vez no se olvida jamás de volver a hacerlo… ayayayay… nomás no pudo volver a hacer las piruetas, juan, pero se acuerda de manejar la bici. welll… yo diria que primero se pusiera a hacer planchas y después de unos 30 kilos menos volviera a intentar la paradita en dos ruedas. no hay que ser abusivo con la bicicleta, pues…

  6. ufa! quiero ponerme al día pero veo que durante mi ausencia (involuntaria) juan ha publicado un egg de cosas y creo que voy a necesitar un tiempecito para revisarlo todo

    pacencia!!! pacencia!!! ya vuelvo a joder como siempre…

  7. con eso de que no hacer el amor por un tiempo y ya después como que no te acuerdas, pues no sé. yo siempre me acuerdo. más bien diría que cuando se va a intentar un encuentro cercano del tercer tipo con un tipo nuevo, well… pues como que se tiene que ir con cautela porque no se sabe de dónde salen las manualidades de la víctima, digo, del nuevo experimento, digo, del incauto uf! del susodicho pues… queremos hacer las cosas como sabemos, como nos acordamos y no pues, no hay manual para esas cosas, cada quien es diferente pero qué les digo eso a ustedes si son cuyes de un solo agujero… cuando enviuden o se divorcien, hablamos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s