1º de mayo Día Internacional de los Trabajadores y CPL (con discurso de Héctor Perona)

jornada-8-horas-peru

Pensé que era el Día del Trabajo. Caí en el juego del sistema, a tenor de la precisión que en mi muro de Facebook ha puesto Carmen Luz Gorriti. Ella afirma que es el Día Internacional de los Trabajadores, pero que los adversarios de estos han ido introduciendo en la prensa que este día lo es del Trabajo, no más, término que le baja muchos decibeles y significación al original Trabajadores. La verdad es que este día conmemora el sacrificio de los mártires de Chicago, de los trabajadores que batallaban por una jornada más humana, cuando no se les dejaba libre ni el domingo. ¿Y qué se sabe de esto ahora? La verdad es que la mayoría de personas saben poco. Para ellos es un feriado más, importante para gozar de un fin de semana largo. Así estamos. Cuán poco estamos conectados a las luchas de tantas personas para conquistar esos derechos que luego gozamos todos, qué poco sabemos de la mística con la que ellos defendieron sus derechos y de la guerra que se les hizo desde lo que hoy llamamos poderes fácticos, es decir, los poderosos, los dueños de las fábricas en que trabajaban esos obreros.

Todo esto viene al caso por la fecha y porque anoche, en el Colegio de Periodistas de Lima, se otorgó una Medalla de Honor al Mérito a 14 periodistas, entre los cuales estábamos los dibujantes Carlos Tovar (“Carlín”) y yo. Fue muy emocionante. Les muestro un par de fotos.

Colegio-Periodistas-30-abril-2015
De izquierda a derecha: Héctor Perona, Max Obregón, Miguel Humberto Aguirre y yo, recibiendo el diploma que me otorgó el CPL
CPL-30abril2015

Catorce periodistas recibieron la Medalla de Honor al Mérito del CPL.

Saber que los más de estos periodistas eran también dirigentes gremiales de probada combatividad defendiendo los derechos de los trabajadores de la prensa y que entre ellos se hubiese elegido a dos que veníamos del área del humor gráfico, me daba alegría pero también algo más, que aquí llamo emoción, no sé bien cómo decirlo, se premiaba nuestra consecuencia a lo largo de casi medio siglo de trabajo. Otras veces he recibido premios por ser gracioso, por el valor didáctico de mi trabajo, pero esta vez era como luchador social desde mis dibujos.

Allí hubo palabras de Max Obregón (Decano del Colegio de Periodistas de Lima), de Héctor Perona (Vice-Decano), y de Daniel Cumpa, representando a los homenajeados. Aproveché que Héctor Perona llevó su discurso escrito y se lo pedí. Aquí está, para ustedes, amigas y amigos.

La jornada de las 8 horas y la lucha de los obreros y los periodistas por conseguirla

Por Héctor Perona

Si bien la muerte de los ocho mártires de Chicago es el motivo sobre el cual se inspira el movimiento obrero mundial, para obtener las 8 horas; no hay que olvidar que en Perú esta lucha tuvo su propio desarrollo y donde el periodismo tuvo actuación especial. Recuerda Basadre que hacia 1896 se realizan huelgas de textiles, tipógrafos y pasteleros en Vitarte y Lima, al punto que el presidente Piérola se ve obligado a recibir a sus representantes en Palacio de Gobierno. Aquí ya se hablaba de implementar las 8 horas. En 1901, el maestro Ramón Espinoza organiza un “congreso obrero” sobre la necesidad de establecer las 8 horas. El 1 de Mayo de 1904 se inicia en el Callao, la primera huelga importante en la historia del Perú, donde los estibadores consiguen la jornada laboral de 8 horas y en la cual muere Florencio Aliaga, primer mártir de las ocho horas en el Perú. Tras los sucesos, el Congreso encarga a José Matías Manzanilla la primera legislación sobre Trabajo.

El 1 de mayo de 1905, la Federación de Obreros Panaderos “Estrella del Perú” conmemora por primera vez “El Primero de Mayo” en Perú, en un acto donde Manuel González Prada lee su célebre ensayo “El intelectual y el obrero”, al año siguiente, la Federación incorpora en su declaración de principios que se establezca la lucha por las 8 horas.

Finalmente la conquista por las 8 horas recién se conseguirá en Perú en 1919, a través un decreto dado el 15 de enero del año de 1919, por el gobierno de José Pardo y Barreda.

Todo esto, se da con la masiva aparición de una activa prensa obrera y en la cual los periodistas, desarrollan una intensa labor de difusión y propaganda.

En Chiclayo, aparece el periódico “Justicia” en 1905, “La Protesta Libre” en 1906 y “La Abeja” 1910. En Ferreñafe: “El Obrero” en 1903” y “El grito del pueblo” en 1908. En Trujillo: “La antorcha” en 1903, “El jornalero” en 1906, “El libertario” en 1918. En Pasco: “La voz del Obrero”, en 1912. En Arequipa; “El ariete” en 1901; “Bandera roja” (1907); “El Primero de mayo” (1911) y “La Federación” (1915). En Puno: “La voz del Pueblo” (1914).

En Lima: “El obrero Perú” (1902); “Los parias” (1904); “Redención” (1905); “Simiente roja” (1905); “El oprimido” (1907); “La protesta” (1911); “La Acción Popular” (1911); “El proletario” (1914); “El nivel” (1914); “El sindicalista” (1915); “El obrero organizado” (1915); “El obrero panadero” (1916), “La verdad” (1916); “El nudito” (1919); “El obrero gráfico” (1919) y “El obrero textil” en 1919.

Jorge Basadre también señala que en 1897 circuló el diario La República, vocero del partido Liberal Democrático, donde se daba espacio a los trabajadores, pero tuvo corta duración.

En 1900 apareció en Lima el diario El Siglo XX que salía con tres ediciones, la primera en la mañana, la segunda al mediodía y la última en la tarde con una sección destinada a la vida obrera; lo dirigía José Santos Chocano.

Los periodistas peruanos no deben olvidar a esta “prensa social y solidaria” que contribuyó con su pluma a la obtención de los derechos de los trabajadores, la misma que ha sido interesadamente olvidada y sepultada en la Historia del Periodismo Peruano. Al llegar la década de 1920, tras esta experiencia periodística aparecerán las grandes publicaciones políticas como “Amauta”, “Labor” y “Claridad”, pero esa es otra historia. Coherente la iniciativa de honrar a los periodistas que han seguido una trayectoria destacada en la defensa gremial, dignos herederos de periodistas que fundaron la prensa social y solidaria en el país.

Por todo ello, la celebración del 1 de mayo no está desligada de nuestra profesión.

O sino, recordemos que fue a partir de la década de los años 50 del siglo pasado en que los periodistas empiezan a tener mayor participación en la defensa de los derechos gremiales de los trabajadores de la prensa. Por ejemplo, se fortalecen la Asociación Nacional de Periodistas, la Federación de Periodistas del Perú, la Asociación de Reporteros Gráficos y los círculos de periodistas en los diarios de Lima. A partir de los años 60 suman decenas los hombres y mujeres de prensa que cumplían con su misión de informar con responsabilidad, pero también se integraban a los sindicatos de los trabajadores de sus respectivos diarios. Todos los periodistas presentes, recordamos que antes era una decisión de alto riesgo pertenecer al sindicato en su respectiva empresa, debido a la presión que ejercían los dueños contra los sindicalistas, pero sobre todo contra los dirigentes. Ahora los sindicatos casi no existen o se han convertido en una quimera en los diarios.

Por eso resulta pertinente recordar la buena labor dirigencial que tuvieron muchos colegas en los medios periodísticos. Por ejemplo no podemos olvidar que Carlos Lavy Carrión y Carlos Pazos Bergonzoli se convirtieron en pilares del sindicato de trabajadores del diario Comercio, donde   promovieron una huelga de varios días que hizo temblar a los dueños del decano de la prensa. También hubo huelgas u otras medidas de fuerzas en los diarios Expreso-Extra, Correo-Ojo y en el diario La Prensa. Muchos de aquello periodistas líderes de su respectivo sindicato tuvieron que trabajar con una espada de Dámocles que pendía sobre ellos si seguían defendiendo a los trabajadores y a los periodistas. Aun así, estos colegas no se rindieron ante el asedio de los dueños, prefirieron soportar las represalias antes que claudicar y por eso fueron despedidos de los diarios, pero, como podemos comprobar, hoy viven con la frente en alto, recibiendo el reconocimiento y respeto de familiares y colegas por la valiente labor cumplida. Hoy tenemos a varios de ellos aquí presentes, para ser reconocidos por la valiente misión que cumplieron en defensa de los derechos de los trabajadores de la prensa.

Me siento plenamente identificado con la trayectoria gremial de nuestros colegas presentes, pues yo también fui dirigente del Sindicato de Empleados y Periodistas del diario La Prensa durante siete años consecutivos, en la década de los años 70 acompañado de colegas muy correctos, algunos de los cuales ya descansan en la paz del Señor.

En esta época en que prevalecen la Tecnología, la información y la Comunicación, sabemos que los sindicatos seguirán debilitados y simplemente no existen derechos laborales para los hombres de prensa.

Por eso hacemos un llamado a los empresarios para que practiquen la solidaridad y se vuelvan más humanos, especialmente con los trabajadores periodistas que laboran en los medios de comunicación. No perdamos la esperanza, de que, en un tiempo no muy lejano, seguirán apareciendo nuevos líderes gremiales que con respeto, pero con mucha energía, seguirán abogando por los derechos conculcados a los hombres de prensa.

Finalmente debo destacar que fue nuestro Decano de Lima, Max Obregón Rossi, quien hizo la propuesta para reconocer a los periodistas que cumplieron importante misión, también como dirigentes, durante su trayectoria. Esta iniciativa recibió el respaldo unánime de todos los miembros del Consejo Directivo del Colegio de Periodistas de Lima. Felicitaciones a cada uno de los presentes que hoy serán reconocidos por su labor gremial. Muchas gracias.

 

 

5 comentarios

Archivado bajo El Diario del Cuy

5 Respuestas a “1º de mayo Día Internacional de los Trabajadores y CPL (con discurso de Héctor Perona)

  1. Orlando

    Felicitaciones Juan! por el reconocimiento, que es justo y necesario. Y felicitaciones al Colegio de Periodistas de Lima por el acto de resaltar la labor de los buenos dirigentes gremiales.

  2. juanluisf

    Más de cincuenta años de lucha desde el humor, muy importante para la sociedad… Felicidades.

  3. Gracias por compartir estos importantes datos históricos y felicitaciones.

  4. La Necia

    lo que dices es cierto, juan: los mártires de chicago no sólamente no son recordados sinó que han sido eliminados de la historia de su propio país. en ee.uu. hablar de huelgas o protestas es sinónimo de comunismo y el sistema capitalista optó por ni tan siquiera mencionar sus nombres en libro de texto alguno en las escuelas de todo el país. en otras palabras, son unos perfectos desconocidos para sus compatriotas que gozan de los derechos por los que ellos se inmolaron. los norteamericanos que saben de su existencia son aquellos que han tenido la suerte de estar en el extranjero un 1ro de mayo y han tenido la oportunidad de leer en algún periódico la historia de este día porque para ellos el día de los trabajadores no existe sinó un día del trabajo en una fecha diferente

    honor a quien honor merece. tanto carlín como tú se merecen ese reconocimiento y me imagino que los otros 12 periodistas (que no sé quiénes son) lo merecen también

    y bueeee… ¿no publicaste en el feiz también? digo porque si lo hiciste por allá, lo más consecuente sería que los feizbukeros te felicitaran por allá también, ¿no?

  5. ¡Bienvenido, Gerardo! ¡Hola, Juan Luis, Orlando, amigos y amigas! Qué bueno es compartir abrazos con ustedes. La verdad es que me gustó mucho estar en ese acto, iniciativa del Decano del Colegio de Periodistas de Lima, Max Obregón Rossi, y los colegas periodistas que comparten labores directivas. Me he quedado pensando en lo que significó ese acto, en el encuentro con los periodistas homenajeados y su impecable trayectoria de honestidad y lucha por la causa de los trabajadores. Tantos años en eso y uno, inmerso en esta época que parece tan distinta, puede llegar a pensar que todo aquello se olvidó u olvidará. Probablemente así será, pero entre tanto, encuentros como este cargan las baterías, nos remozan, nos ratifican que estamos “en la línea correcta” (como se decía en los años 70s y con los amigos nos reíamos de tal pretensión) y dan ganas de seguir, como cada día, en la brega…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s