CERRADO POR INVENTARIO

1639-san-martin-porres

Este era un aviso que antes veía más en la puerta de un cine o tienda cerrada. ¿Y ya no se hacen inventarios? Seguro que sí, pero ponen otras cosas.

El inventario yo lo vinculaba más a algo contable, revisar cuantas cosas se tenía y ver su estado, algo que permitía pensar mejor lo que se debía hacer.

Hoy la palabra inventario la asocio más a inventar. Tengo la oportunidad de inventar, inventarme, y me parece un momento hermoso.

Bueno, mientras tanto, aprovecho el descanso de que se terminó la historieta de San Martín de Porras para presentarles algunas fotos y anunciarles la siguiente historieta.

1) Esta estampa se parece a la que vi de San Martín de Porras cuando yo era niño. Pero no es. Esta me parece remozada, con más elementos. Puede ser que entretenga más, pero creo que la estampa antigua era más sencilla y concentrada.

2) Esta, como vimos antes en los comentarios, debe ser de mediados de los años 60. El Papa Juan XXIII le pidió al actor René Muñoz, que había representado al santo en una exitosa telenovela mexicana, que posara para estampas que hicieron varios pintores en El Vaticano. Ese rostro se me debe haber fijado en el inconciente cuando hice la historieta (aunque, la verdad, no vi la telenovela más que de paso entre los pocos canales que había en la época).
imagesA3TIKND4

3) Hablando de zapping, me gustó esta pintura de un hombre suspendido entre un libro y otro. Cuántas veces nos hemos visto así, separando un párrafo en una página con un dedo y otra con otro, y un libro bajo el brazo, etc., puras promesas de historias o discursos que ya seguiremos.
images

Mañana comenzaremos otra aventura del Cuy. El guión lo hizo Beto Ortiz, por entonces un joven de 21 años que hacía sus pininos en el suplemento “¡No!”, donde había ganado un concurso de historietas. Con esa historieta se cierra el libro “El Cuy Aventura” (Librería Contracultura, 2014).

12 comentarios

Archivado bajo El Diario del Cuy

12 Respuestas a “CERRADO POR INVENTARIO

  1. Oswaldo Chacho D'Acevedo

    Este post ya me sorprendió en FB también… se anuncia como intermedio, sin embargo ya ha sido publicada (acá en el BLOG) la primera entrega de Los niños invisibles de Miraflores… ahh?

    Pero la nota sobre la estampa y todo el post está buenísimo 🙂

  2. Hola

    Inventario puede ser también el lugar donde están guardados los inventos. Algo así como el herbario para las plantas.

    Uno va inventando: argumentos de historias, personajes, formas de trabajo, técnicas de realizar algo, dispositivos de ahorro, juegos, poemas, cuentos, sueños etc., y para cuando uno tiene necesidad, pues se dirige al inventario, y coge lo que necesite. Ciertamente cuando hayan las tardes en que el espíritu está en off, pues no entrarán cosas al inventario. Habrá días en que la belleza de la creatividad nos inunda el espíritu y ese día pues a guardar en el inventario.

    Mejor paro aquí… Saludos.

  3. Oswaldo Chacho D'Acevedo

    ja!… lo acaban de borrar 😛 (ya me sé el primer capítulo!!!… vendo , vendo!)

  4. Orlando

    Yo también lo vi.

  5. Chacho, lo que pasa es que en el blog las tiras están programadas con varios días de anticipación y en el Facebook no puedo programar, entonces, para que vayan al mismo ritmo y como en el Fb había puesto este intermedio… (¡Ch! ¡Zarpo a la chamba!) :O 🙂

  6. Orlando, qué tal la pintura del patita entre los estantes de libros… 🙂

  7. Aquí un ejemplo de Inventario. Una linea de procesos robóticos, hecho a base de piezas lego. Saludos

  8. Orlando

    “El ratón de biblioteca”! es un cuadro famoso entre nosotros, los ratones. Si los amigos requieren información abreviada sobre el mismo, buena es wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/El_rat%C3%B3n_de_biblioteca

    Ahora, para los aficionados siempre existe un dato para la piconería, Sabine que me quiere tanto, me regaló un vaciado en bronce que trajo allende los mares, desde Alemania, donde existen tiendas de colección. Como buen bibliotecario cumplo con brindar el dato: http://thechristmassleigh.com/Merchant2/merchant.mvc?page=1/PROD/9405BUE

    Gracias Juan, el tema de las bibliotecas y sus imágenes siempre me entusiasman y activan recuerdos. El primer recuerdo fue sobre un trabajo de Quino que dibujó a un señor mayor con actitud deprimida, hundido en su sillón, al medio de un gran salón de varios niveles lleno de libros, hasta el techo, con una frase lapidaria: “Bueno, ¿y ahora que sé tanto, qué?”, en base a ese recuerdo googlee una búsqueda simple para compartir con los amigos del blog y salieron otros recuerdos igual de buenos y menos deprimidos. https://www.google.com.pe/search?q=quino+imagenes+bibliotecas&espv=2&biw=1152&bih=620&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ei=bOkZVKn8KM_GgwSZ14G4CA&ved=0CAYQ_AUoAQ

  9. Oswaldo Chacho D'Acevedo

    El inventario comercial (o cualquier inventario) puede llegar a ser complejo. Los comercios (antes) eran obligados a hacer un inventario anual para efectos taxativos y de su propio control; para ello cerraban toda atención al público que pudiera modificar el inventario que se estaba haciendo; tampoco adquirían nada nuevo no ingresaban nada nuevo al almacén. Era (es) una especie de fotografía de los productos.

    A partir de ese inventario (lo que realmente existe), se comparaba con lo que se suponía debía existir (basados en sistemas de CARDEX, antes, ahora en sistemas computarizados), y entonces el dueño podia determinar si hubo perdida de inventario, etc. Al final se hacía un ajuste y se seguía un año más (o el periodo que desearan).

    Existen muchos tipos de inventarios. Uno muy importante es el inventario de activos fijos, que en el caso de empresas grandes o entidades públicas, es muy importante hacer: por ejemplo, es importante saber dónde está la computadora que el año pasado había sido registrada en la oficina de Pedro… podría seguir ahí, podría haber desaparecido, la podrían haber movido… etc. Hay que actualizar el lugar y la condición de ese activo. Imaginen ahora el inventarios de la policía (o del ejercito), hay que inventariar todas las armas que se han entregado al personal y que están constantemente movilizándose. Igual con los carros, motocicletas, etc.

    Es muy complicado, pero es algo que me es familiar, ya que mi padre tenía una farmacia que inventariaba cada año (eso me hace familiar con la primera parte). He programado múltiples sistemas de control de activos fijos e inventario de artículos de venta y consumo (eso me hace familiar con lo moderno). Se de todos los líos que pueden haber en ese quehacer.

  10. La Necia

    ufa! así no vale, pes! yo ya no solamente había chekado la primera entrega de nueva tira sinó que hasta había comentado y con eso de querer igualarnos con los del feiz me borraron de un plumazo! no pues! ¿qué tenemos nosotros que ver con los del feiz? allá está la turba de gente, aquí los caseritos, pocos pero son… pucha… esos los del feiz otra vez!

  11. egalvezd

    Hola,
    Como anécdota les cuento que en una tienda de souvenirs en Burgos, entre muchas imágenes de santos, tenían un San Martincito pero con el nombre de “Fray Escoba”. Le dije a la dependienta que era San Martín de Porres, me lo agradeció pero me dijo que el nombre se lo puso la dueña ¿?

  12. La Necia

    no es la primera vez que escucho eso de “fray escoba”, egalvezd. me parece que el apodo viene de la humildad de su rango en el convento, de ahí que incluso en las imágenes que tenemos de él se le ponga una escoba al costado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s