Los niños invisibles en La Victoria (siglo XX) [por juan. 1 de 12]

1

6 comentarios

de | agosto 23, 2014 · 5:00 am

6 Respuestas a “Los niños invisibles en La Victoria (siglo XX) [por juan. 1 de 12]

  1. La Necia

    dice “en la victoria” pero pone la iglesia de pueblo libre… a menos -claro- que “la victoria” de que habla la tira no se trate del barrio de las tiendas de gamarra

  2. Oswaldo Chacho D'Acevedo

    holy … las hembritas victorianas!!!… presenta a la jeva, pes’ cuy!

  3. Ah, Necia, jajaja. Ya sé que sabes que esa no es la iglesia de Pueblo Libre, pero podría haberlo sido porque en esa época yo vivía en mi amado distrito natal. Ya sé que sabes que el hecho de que los niños de esta aventura sean de La Victoria, no significa que el Cuy solo aparezca en La Victoria (además, porque Daniela le está diciendo que lo acompañe, o sea que recién van a ir para allá). Ah, Necita, gracias, ya sé que lo haces por amenizar el sábado. 😀 😀

  4. Sí, Chacho, está fuertecita esa muchacha, a ver cómo sigue la historia.

  5. La Necia

    no, deveras que me parece la iglesia de pueblo libre, la que está cerca del queirolo. pero si no es, ya pues, ¿para qué pelearse? es una iglesia hermosa

    y de las chicas no comento nada porque no pues, pónganme chicos para comentar. de ellas se encargan ustedes

  6. Hola Necia. Pensé que era la iglesia de Santa Rosa, cerca al puente del mismo nombre, pero acabo de comparar con las fotos y no es. Cuál será. En la página 2 se ve la Plaza de Armas, en una Lima de paredes muy deterioradas. Hay que reconocer que entre la Lima de 1989 y la que siguió despues de la derrota del senderismo, hubo un cambio notable en el cuidado de la ciudad. No es que no haya trampitas en algunos casos (maquillaje, pintada por afuera mientras el inmueble se cae a pedazos), pero es real que la limpieza y ornato son mayores.

    La ambientación la hizo Toño Tapia, que pasaba a la tinta (y con sus propios méritos en cuanto a detalles y línea) los bocetos que yo le daba. Yo fijaba el encuadre, pero Toño hacía su propia investigación. A veces íbamos a los lugares reales y él tomaba apuntes o buscaba en fotos en las revistas (no teníamos todavía Google como lo conocemos hoy). Él dibujaba la ambientación con su estilógrafo Rotring y yo los personajes a la pluma, pero ambas técnicas se integran bien, cada cual a lo suyo y en ocasiones con inclusión de algunas fotografías, como para recordar que esos escenarios y situaciones eran reales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s