En el Siglo XXV d. C. [por juan. 5 de 60]

05

Publicada en el suplemento “¡No!”, de la revista “Sí”, desde el 21 de diciembre de 1987 hasta el 8 de agosto de 1988.
Qué les parece ese televisor con antena de conejo, no sé si será de los años 70, pero yo todavía lo tenía al dibujar esta historieta. En cuanto al teléfono que se ve aquí recuerdo que era el de mi infancia. Algunos años después, en los 90, un día llegó a mi casa Oscar Malca y soltó la carcajada al verlo. Todos mis amigos ya tenían los teléfonos más modernos, que la Telefónica repartía a diestra y siniestra. Fueron a arreglar algún desperfecto en la línea y me propusieron canjearme ese teléfono antiguo por uno nuevo, que hasta tenía varias opciones de color. Todo lorna me dejé encandilar por la novedad y se llevaron el teléfono negro, firme, clásico. Cuánto me gustaría tenerlo ahora.

7 comentarios

Archivado bajo El Diario del Cuy

7 Respuestas a “En el Siglo XXV d. C. [por juan. 5 de 60]

  1. ¿A lo Orwell?

    Recuerdo mi televisor starex de antenita de conejo y pantalla blanco-negro y veía los programas gracias a la energía de una batería, ya que por mi zona todavía no se tendía la red eléctrica.

    Saludos

  2. La Necia

    ahhh! ese fono era negro! pero juanceeeto, pintalo de negro pes! negro, negro, negro! negro quiero ser! color del carbón, color del carbón!… bah, asi iba la canción, pero como que le va a mi pedido. asi de blanco parece uno de esos fonos medio pelo de ahora que igual, reparten los de la telefónica. esos negros eran imponentes en cada casa, imponian respeto, pero asi blanco, como que le quitas personalidad, juan

    y si, recuerdo haber visto uno de antenita en mi infancia

    eso del aceite es novedad para mi. pense que la cosa iba con el agua, pero sigamos con la historia!

    ya juanceeeto, el chachiviris se portó como todo un caballero ingles con puntualidad y eficiencia para cumplir con el pedido, asi es que ya! copia tu cafe y borra todo para entrar ipso facto a charlar de fulbo, alan, cenaida, etc

    … pero ahorita! ahorita! no later, later (despues, despues) jajajaja

  3. californiano

    Desgraciadamente dijeron aceite.

  4. Necia, pintaría ese teléfono, aunque, en verdad más sencillo sería hacerlo de nuevo, pero, sabes, eso es una pesadez, mejor lo dejo así no más, ahora ya voy a comer mi plátano bellaco con queso fresco y su agüita de plátano, bien selvático, oe, y mañana me concentraré en el Kuraka, atenderé a la aventura del Cuy, pondré la tira en el Facebook (que ya está por acabarse toda la colección de las tiras publicadas). Chau, good by, baby.

  5. Bien, Baterillero consecuente. ¿Y no fuiste nunca a algún lugar donde no tuviesen cine y lo llevaste con una batería? Esas emociones ahora son propias del pasado, a todas partes ya llega Internet y cada vez hay menos gente que se encandile con el descubrimiento de una pantalla en que se vean historias en movimiento, luz y sonido…

  6. La Necia

    ni creas, eso es pre-historia, dirán, pero mi sobrina magaly está ahora trabajando en un pueblito al que acude -desde iquitos- en barco. se ha mudado para allá para no tener que estar yendo y viniendo con su nena (si, se llevó con ella a su hijita) y regresa a iquitos cada fin de mes nomás para cobrar su sueldo y se regresa para cumplir su labor de maestra en un lugar donde tiene luz, radio y tv gracias a un generador de energia que se llevó para poder mantenerse en comunicación con el mundo

    no conversamos sobre poner la tv al patio y permitir que los demás niños, -y claro, adultos tbn- vean las peliculas, pero me imagino que algo asi estará pasando por esos lares

    desde ya, les pido apoyo para la navidad para que esos niños puedan tener su chocolatada. de hecho, les aviso que son dos mis sobrinas maestras que están trabajando en escuelas rurales, pero la otra no está tan lejos y se regresa cada dia a casa

  7. Hola Juan

    En una oportunidad contacté con un señor que realizaba instalación de Paneles Solares. Esto fue como hace unos 25 años. Los paneles eran totalmente desconocidos en nuestro medio. Bien yo llevé una batería y juntos nos fuimos por la carretera a Canta. En muchas de esas localidades no había tendido eléctrico, así que el panel y la batería fueron todo un revuelo ya que permitían ver televisión.

    También de niño recuerdo a una señora que era costurera y que a pura tijera y puntadas de hilo había logrado comprar un televisor. Ella en la sala de su casa había dispuesto unas sillas y unas gradas de madera hechas con tablones. Se cobraba la entrada y se podían ver series y programas de vaqueros donde siempre ” El Jovencito” salía bien parado ya que era el bueno. De esa épocas tengo en la memoria las series de Bat Masterson y de Jani Yuma el Rebelde. Uno veía televisión, mientras la señora batía sus pies en el pedal de su Singer.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s