Mundo Cuy

Se terminó “Lima, 1813”, la primera aventura del Cuy. Reviso el tomo empastado con el suplemento “Mundo Cuy”, con la intención de alcanzarles un número (excluyo las páginas 2 y 3, con la aventura que ya vimos). Abro al azar y me encuentro con el número 13, del 3 de julio de 1982. Era modesto el suplemento, un pliego de “El Diario de Marka”, con sus tintas pobres que se quedaban en las yemas de los dedos de los lectores, y que al doblarse en dos daban lugar a 8 páginas casi A-4. Pero, en esa modestia, tratábamos de dar algo bueno.
Mundo-cuy-num-13-portada

La portada era fácil, tomaba una viñeta de alguno de los productos que traía el número. Esta vez le tocó al Cuy, otras a Carlos Giménez, Alfonso Font, Fontanarrosa, Crumb, OPS, etc., algún grande del mundo no tan difundido por entonces en nuestro país
Mundo cuy n° 13 p 4

“El juego de Lea” era normalmente un pupiletras a cargo de Lea Barba. Lea escribía un texto sobre algún acontecimiento de la semana y difundía conocimientos desde una clara óptica de izquierda. El contexto político del país era muy distinto al que vivimos actualmente

Mundo-cuy-n-13-p-5
Chago fue un humorista gráfico y artista sui generis en Cuba, que hizo lo que más se conoce de él durante los primeros años de la revolución cubana. El primer contacto que tuve con su trabajo fue hacia 1970, en la película “Memorias del subdesarrollo”, en que aparece una tira suya. Después vi algunas tiras sueltas en algunas revistas y pude ver más en la revista “Signos”, unos tomos gruesos que editaba Samuel Feijóo, otro singular artista cubano y cercano al surrealismo. No llegué a conocer a Chago, sí a Feijóo, que era gracioso y bondadoso
Mundo-cuy-n-13-p-6
Jean-Marc Reiser era lo que se dice un maldito, un historietista de humor que no creía en nadie, un personaje presente en la famosa revuelta de París Mayo 68, él siempre desde el humor
Mundo-cuy-n-13-p-7
El gran Quino, con su sutil mirada crítica de la sociedad en que vivimos, gran maestro latinoamericano del humor, el que más ha trascendido en el mundo
Mundo-cuy-n-13-p-8
Un par de juegos visuales, archiconocidos, siempre entretenidos. En este caso, las 7 diferencias, a partir de un dibujo del pintor Gonzalo Pflucker (está difícil, ahora acabo de pescar un par de detalles ¡y son 7!)

 

3 comentarios

Archivado bajo El Diario del Cuy

3 Respuestas a “Mundo Cuy

  1. La Necia

    a versh… yo vide 4 (valiente consuelo!): falta la coz de la pata en alto del primer caballo; el adorno del pecho del mismo caballo; la espuela del caballero; el adorno de la cabeza del segundo caballo (¿o es yegua? bueeee… no se puede mirar más allá para tar seguros, pero la lucha se hace); ah, el quinto: se le cayó un pelo a la cola del caballo

    juancito, gracias por mostrar alguito. me la iba a pasar mal hoy, deveras. está muy interesante todo lo que muestras. en verdad, todo lo que salga de marka es novedad para mi: jamás lei nada de ese periódico. era el cuco en la casa jajajaja

    ah, y andaba eculubrando sola en el tuiter sobre que me tienen harta estos cuyeros mudos y que me daban ganas de dejarlos solos para siempre e irme al feiz para castigarlos y mi @4rtopal salió a darme la idea: “¿castigarlos? mándalos al feiz!” y tiene toda la razón: váyanse al feiz! dejenme sola aqui, el blog se queda todo para mi!!!

  2. josesilvacd

    Hola. Yo tenía mi colección completa de Mundo Cuy, gracias al notable esfuerzo de mi finada mamacita que compraba el diario Marka los sábados antes de las 8 am. Naturalmente yo estaba en los últimos pestañeos ya que como comprenderán de lunes a viernes madrugaba para el colegio y el fin de semana me dormía un poquito más, así que después del rico desayuno a base de tamal, pan francés (el de piso, ese que tenía miga no las imitaciones de hoy) y el suculento café pasado empezaba la jornada de manera relajada y por supuesto feliz leyendo aquel suplemento de modesta presentación, que sin embargo para mí era la entrada a otra dimensión. Alguna vez conté que mi pap{a en uno de sus arrebatos de pulcritud me envió la colección al relleno sanitario. Cosas de la vida. A por siaca esos juegos de las siete diferencias no sólo nunca publicaron la respuesta correcta, sino que a duras penas se encontraban las susodichas, a veces no habían siete, pero como era el Diario de Marka esas y otras fallas que aparecían ya no llamaban la atención.

  3. Hola

    Me gustó: Cabeza de números y también Chago. Busqué mayor informacion en la I-net y hay disponibles otros trabajos de Santiago Armada.

    A propósito “guglié” Chambamarca y me remite siempre al Diario del CUY. Bueno, esa localidad entiendo está hermanada con Macondo. Quizás a Chambamarca no se llegue con bus, avión o embarcación, pero si con el pensamiento. Son de esos lugares donde el alma, llega primero que el cuerpo.

    Saludos
    PS: Hola necia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s