El Cuy Periolito [por juan. 13, 14 y 15]

cuy-periolito-13

Publicada por el proyecto Periolibros, noviembre de 1994. Nuevamente, el vacío que se deja en eltexto de la viñeta 4, era para que cada periódico pusiese su nombre. El burro es una suerte de antepasado de los personajes de su especie que se desarrollaron en la tira “El Barrio”, que se publicó en “Perú21” entre 2009 y 2010.

cuy-periolito-14

Publicada por el proyecto Periolibros, noviembre de 1994. El autor cuya obra se promociona ese mes es Julio Ramón Ribeyro, tan entrañable para los lectores peruanos, en particular los limeños. El flaco acababa de ganar el Premio “Juan Rulfo”, que no alcanzó a recibir, pues murió el 4 de diciembre de ese año.

cuy-periolito-15

Publicada por el proyecto Periolibros, noviembre de 1994

5 comentarios

Archivado bajo El Diario del Cuy

5 Respuestas a “El Cuy Periolito [por juan. 13, 14 y 15]

  1. Lo que sigue es la Prosa 171 contenida en el libro “Prosas Apátridas (Completas)” de Julio Ramón Ribeyro, publicadas por Seix Barral, Biblioteca Breve, 2007. pp 127-128. Recuperado de http://es.scribd.com/doc/95056614/Julio-Ramon-Ribeyro-Prosas-apatridas

    Libros viscosos como pantanos en los cuales uno se hunde y clama en vano para que lo rescaten; libros secos, filudos, riscosos, que nos llenan de cicatrices; libros acolchados, donde damos botes y rebotes; libros meteoro que nos transportan a regiones ignotas y nos permiten escuchar la música de las esferas; libros chatos y resbalosos donde patinamos y nos rompemos la crisma; libros inexpugnables en los que no podemos entrar ni por el centro, ni por delante, ni por detrás; libros tan claros que penetramos en ellos como en el aire y cuando volvemos la cara ya no existen; libros-larva que dejan escuchar su voz años después de haberlos leído; libros velludos y cojonudos que nos cuentan historias velludas y cojonudas; libros orquestales, sinfónicos, corales, pero que parecen dirigidos por el tambor mayor de la banda del pueblo; libros, libros, libros…

  2. La Necia

    ah, que lujo! gracias, orlando, por las prosas apátridas de nuestro julio ramón. listas para bajar e imprimir al mismo tiempo. chevere. ya estoy pasando el link a otros e imprimiendo para algunos de por aqui, que necesitan todo masticadito para leer, pero asi se hace la lucha!

    este fin de semana tendre una reunión del club peruano y aparte que quiero ganarme el segundo premio de la rifa (un ipad que necesito para mi cartera, la laptop es muy grande) ya tengo un nuevo motivo para asistir: llevar algunas copias de las “prosas apátridas” para que los interesados se acerquen a llevarlas o el link para los que no alcancen copias (al menos tengo la ilusión de pensar que habrán personas interesadas en leer)

  3. La Necia

    jajajaja “un burro no me deja pasar” jajajaja me imagino que es el “saltón” al que no le gustaba el cuy. ay pues! pero me imagino que al saltar hasta el techo se pegó fuerte en la mollera y el resto pudo dejar pasar al cuy porque el seguia con la encomienda

    me voy a copiar a ese burrito, está leeendo, con su traje a la medida, muy saltón, pero está chevere. no se en dónde lo voy a poner pero de que lo quero, lo queeero!

  4. Oswaldo Chacho D'Acevedo

    jajajajajajaja… qué tal burro… y llorón encima! (solito me jaraneo)

  5. Orlando, qué buen texto de Ribeyro. Sí, pues, hay tantos libros, tantos tipos o formas de ser de los libros. Libros que me esperan y me miran a diario como diciendo, casi gritando, aquí estoy, so cojudo, ábreme y verás, no tienes que andar mortificándote ni dando vueltas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s