El Cuy [por juan. 976]

t-976-00-00-90

Publicada en la revista L’imaginaire, de la Alianza Francesa de 1992.

7 comentarios

Archivado bajo El Diario del Cuy

7 Respuestas a “El Cuy [por juan. 976]

  1. El cuy siempre es sorprendente, nunca lo olvidaré.

  2. Oswaldo Chacho D'Acevedo

    A eso se le puede llamar “el chorreo”, pero de la pobreza. Tiempos tristes, sin duda. Discrepo (me encanta discrepar con ella) con necia… en estos días hay mucho más oportunidades de crear trabajo; ha crecido la demanda de empleo y hay muchas más oportunidades para que el profesional termine trabajando en su profesión y no se sienta obligado a “recursearse”. No me imagino, en estos días, una escena en la vida del Cuy (que además está bastante panzón), en la que le ofrezca abanicar a Humbertito.

  3. La Necia

    bueno, pues eso es lo que pude ver en peru en cada una de mis visitas. tengo familiares que no pueden trabajar como maestras porque no hay trabajo, algunas estan trabajando de auxiliares porque si aceptan los puestos de maestras, tendrian que ir a la inseguridad debido a que las contratan por un año nomas y sin beneficios, en cambio asi de auxilares, ganan menos pero obtienen la seguridad de un empleo permanente con los beneficios respectivos

    una sobrina mia se regreso de españa por la crisis economica en ese pais y el unico trabajo que encontro, fue de maestra contratada en un caserio que esta casi llegando a nauta, se llama cahuide. los niños de esa area -nomas durante este año- han perdido padres, hermanos, tios, hermanos o amistades (incluso murieron algunos de ellos) debido al dengue y a la malaria

    ella, (mi sobrina) no estaba preparada para enfrentarse a esa realidad. para navidad, quiso organizar una chocolatada y entrega de algun regalito para esos niños que no tienen nada y envio solicitudes a diferentes empresas e instituciones solicitando donaciones con aproximadamente dos meses de anticipacion. la “mecearon” de lo lindo durante todo ese tiempo y al final, no le dieron nada. durante una conversacion telefonica, mi hermana me conto lo deprimida que estaba mi sobrina por esta situacion y se lo comente al cabezon. el empezo su campaña en el foro al que tu tambien perteneces y una amiga de nombre juani dono para la leche y el chocolate. otra -no recuerdo el nombre- dono los panetoncitos individuales. yo done un poco de dinero y con eso, mi sobrina pudo comprar nomas regalos para aproximadamente 25 o 30 niños, de su salon de clases (no alcanzo para todos) y se los tuvo que entregar como regalo de fin de año al entregarles sus cuadernos y trabajos manuales para no hacer sentir mal al resto de los chicos. vaya mi agradecimiento a todas esas personas que generosamente donaron lo que pudieron para dar un poco de felicidad a esos niños (tu estabas en iqt en esos dias pero no te conectabas, asi es que no pudiste colaborar, que se que lo hubieras hecho de saberlo). para este año voy a ayudar mas y tenemos planes para empezar los preparativos con 4 meses de anticipacion. estoy segura que se conseguira algo mejor de lo que tuvieron el año pasado

    te podria enumerar muchas mas cosas, pero no me alcanzaria el espacio para eso. en conclusion, la bonanza es para algunos nomas. no hay un crecimiento economico homogeneo en el pais. muchos profesionales siguen “cachueleando” como en los tiempos del cuy flaco

  4. Entiendo… Juani es una gran persona… yo colaboro con ellos todos los años (les hacemos llegar un aporte económico), así que algo de mi les llego a esos niños, aunque yo no haya estado enterado.

  5. ah… me refería a una fundación que tiene Juani… pero leyendo, me parece que indicas que Juani hizo su aporte de manera personal. Si es así, entonces no… No tuve la oportunidad de ayudar

  6. La Necia

    entonces, hago extensivo mi agradecimiento hasta ti. muchas gracias por no ser indiferente. el dia que seamos indiferentes al sufrimiento de nuestros hermanos, mejor que nos entierren. de mis epocas de estudiante, llevo conmigo esta cancion de leon gieco:

  7. qué pena, necia, lo que cuentas de tu sobrina, sus esfuerzos para que los niños de cahuide tuviesen una mejor navidad y la dureza de la realidad. gracias por traernos a esta. lo primero que me nació fue querer regalar ejemplares de mis publicaciones para esos niños, pero luego recordé que así tampoco es que ayude tanto, ¡hay tantos millones de niños pobres en el perú! recordé también sobre una prima mía que organiza una chocolatada en un distrito emergente (quiero decir: pobre, o al menos con muchos pobres cerca) en lima, y que lleva años en esto. al principio fue para los niños de su barrio y en los años siguientes fueron llegando niños de los barrios adjuntos, así que ya no fue posible hacer esa actividad en una casa y con otros vecinos cerraron una cuadra solo para atender a la chocolatada para niños pobres. algunos años respondí a su invitación y envié ejemplares de mis historietas, las que tenía a la mano y también las que me facilitaron las editoriales que las habían publicado. tu relato me ha recordado que en los últimos años ya no me lo recordaron y yo me olvidé por completo (¡regulp!). con las justas acudí en la última con algunos regalos para mis sobrinos, y ni siquiera me alcanzaron. es que estuve cerrando la edición de otros proyectos. no sé si algo está fallando en el camino. ¿es algo con el tiempo? ¿de veras cada vez pasa más rápido? ¿o será que no administramos debidamente nuestros tiempos? tengo la impresión que todo va más rápido y que estoy un poco (pocotón) al costado del camino. pero también creo que esto puede cambiar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s