Ciudad de los Reyes

ciudad-de-los-reyes-p-99

La tira 888 del Cuy termina con una viñeta que él imagina. Humberto dice “Perdón” y el Cuy responde “Qué ocurrencia” y “Siga no más”. Estos textos son un guiño al lector, un guiño presuntuoso de que el lector de 1990 conoce y recuerda un dibujo mío aparecido en el libro “Ciudad de los Reyes” y antes, por vez primera, en la revista “Caretas” el 15 de agosto de 1977. Recuerdo cómo hice ese dibujo, durante varios días, con una plumilla y el tintero al lado, sin la celeridad que impone el periodismo, con respeto a mi tiempo interior, como me enseñaron Adolfo Winternitz y Julia Navarrete en la Escuela de Artes Plásticas de la PUCP.

El dibujo está fechado bajo la firma: 13 de abril de 1976. Esperé a juntarlo con otros de su tipo antes de llevarlos a “Caretas”. En aquel tiempo yo trabajaba en la sede central del Ministerio de Educación, ese edificio de ¿21 pisos? en el Parque Universitario, y me paseaba cada día por un piso distinto. Se decía que era el edificio más alto del Perú. Desde niño escuché que había sido hecho por el gobierno de Odría. En algunos pisos encontraba subdivisiones de triplay que hubiesen hecho llorar al arquitecto de esta obra, pero así es la vida (o el Perú). Algunos pasajes no tenían salida y se hundían en una oscuridad tan tétrica como la de algunos hospitales. Un burócrata o un paciente olvidado podría morir allí sin que nadie se diese cuenta.

A algunos amigos que seguían este tipo de dibujo no les gustó cuando pasé a la línea simple del Cuy. Es que cada cosa tiene su propio sentido, traté de explicarles. Naca, me acusaron de venderme, como si hubiese traicionado al arte a cambio de los chistes y la fácil complacencia. Yo seguí nomás, de los dibujos a plumilla y pincel a los de pluma y rapidograph, yendo y volviendo, pasando varias épocas, hasta la actual, tradigital, esta mezcla de dibujo a la antigua con algunos efectos (clonaciones, insertos, etc.) del Photoshop (como en el Kuraka, que debo comenzar en unos minutos). A veces vuelvo a la pluma, pero ya llegará su tiempo para publicar

8 comentarios

Archivado bajo El Diario del Cuy

8 Respuestas a “Ciudad de los Reyes

  1. Muchas gracias por desempolvar estos dibujos para nuestros ojos, los que no sabiamos apreciar el arte, por ignorancia o juventud. Hoy los saboreo como lo hago con un Pinot Noir del mejor.

  2. Hola

    Que buena onda, eso de leer, y además enterarse del proceso interior del dibujante. Tambiién lo del respeto al interior del creador.

    Ahora existen máquinas de impacto que van uniendo láminas de acero para formar estructuras. Un amigo experto en caldederia quien a punta de soplete de oxígeno dibujaba piezas en acero me dijo: antes solo habían tarugos metálicos y comba, y con eso se han maravillas.

    José maría Pemán cuenta que estos ya no son los tiempos en que un artista de la caligrafía se vanagloria por haber empleado mas de tres horas en dibujar a tinta una “A” gótica para un letrero. O de la labor de una mamá quien con sus manitos arreglaba los botones de la camisa de su hijo con aguja de mano, hilo y dedal, ya que hay ahora la máquina de coser. Pemán escribió esto hace setenta años, cuando apareció la telefonía con discado directo y ya no era necesario llamar a una central para que en forma manual mueva unos cordones y te conecte con quien deseabas. Tu le dabas el buenos días a la operadora, le hablabas del clima, le comentabas que hoy la sientes con tono de voz diferente etc. Eran los tiempos en que no pedías con números, sino con personas: Papo el del cuarto piso la señora Dora que tiene una carnicería.

    Pues hoy Pemán quedaría abismado con los photoshops y los autocads.

    ¿Todo tiempo pasado fue mejor?

    No se como podría responder esa pregunta. Siento si, que todo tiempo pasado fue diferente.

    Saludos

  3. Qué bien, Pepe. yo, será que no soy lo que se dice vinero, hace un tiempo recibí una botella que me envió mi amigo Juan Hernández Pérez, de valencia, y no me atrevía a abrirla, sabía que era finísimo, reserva de 12 años de una casa prestigiada. La ocasión se dio cuando me invitó a almorzar Don Lucho, quien me dijo que también había invitado a Ignacio Medina, destacado crítico gastronómico español. Fui con aquel vino y quedé como un rey. Después de eso, Juan Hernández me envió otra botella con su hijo Daniel, esta vez es un Viña Pomal, reserva 2008, 100% Tempranillo, criado 18 meses en barricas de roble americano y 2 años en botella, brillante y transparente, de color rubí… Qué te cuento. Lo tengo echadito, esperando otra ocasión magnífica en que lo disfrute con amigos que sepan lo que es bueno

  4. La Necia

    pobrecita tu necia, juan. esforzadita y ya nada, no merece un vinito. ya te descubriste solito: guardando un vinito y ni invitas cuando se te visita, ya mano, asi estamos pues

  5. necia, ese vino amerita un combo a su altura y yo todavía no te he invitado una comida así. no sabía que eras vinera, avisa para la próxima. también tengo un pisco increíble (últimas gotitas) que me regaló una muy querida amiga del cuy, y un ron dominicano extraordinaire. tu dirás…

  6. La Necia

    ya pues! para la proxima entonces. ya estaba yo encelandome de ese famoso don lucho, ya iba a despotricar de ese vino que se tomaron diciendo que estaba segura que ni estaba bueno, que seguramente estaba acido y ni me iba a gustar y todo eso. en fin…

  7. Jua jua jua! no gastes polvora en gallinazo, Juan!! a la necia ya se le saben sus gustos… ella es de rose de Tacama… si le invitas un 100% Tempranillo lo mas que vas a sacar es un ceño fruncido!!! Ese Don Lucho es un lechero… a cada rato le regalan golosinas y delicias de todo el mundo!! no, mentira, es pura sana envidia!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s