Ayer nomás

“Ayer nomás” era una canción que en 1970 Andrés Soto cantaba todos los días y varias veces en la cafetería de la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad Católica (no le quito el Pontificia, sino que así la llamábamos). No solo en la cafetería, también en las afueras de los talleres en que yo aprendía a pintar con mis amigos Gonzalo Pflucker, Salvador Velarde, Carlos Rueckner, Ronny Harrison, Marilú Michelsen, Anita Navas, Mochi González, Cecilia Paredes, Katherine Schiller, Benito Rosas, Margarita Checa, Carlos Del Rosario, Carlos Olcese, Techi Talavera, Sandra Campos, Paulina Málaga, Bola Baldi, Moune Frei… Mejor paro, claro que me acuerdo de todos.

Pero recién hoy supe que la canción no era de Andrés Soto, como pensaba, y la encontré en Youtube en dos versiones, por Moris (excelente letra) y por Los Gatos (también letra de Moris, según Wikipedia). La letra que cantaba Andrés era más la que cantan Los Gatos. Recién hoy supe que la canción había sido un suceso en el rock argentino de 1967, la verdad es que en el Perú no sonó tanto como debiera.

Ayer nomás escribí en Facebook la circunstancia en que publiqué la tira del día, la 791, y que pararíamos unos días. Pero me olvidé que en el blog las tiras están programadas con semanas de anticipación y que la 792, aparecida hoy, no corresponde a 1983 ni a “El Diario de Marka”, sino al año siguiente y a “El Observador”. Entonces, paso a reprogramar las tiras que siguen, el Cuy volverá en unos días con esa nueva etapa y ahora los dejo con el texto que puse en Facebook al recordar esa historia.
———————————————————————————————————————————–

23 de julio, cumpleaños de mi hermano Rommel. En 1976, un día así dejé de fumar. Hay fechas, semanas, que parecen propicias para determinados hechos. Me parece que, en mi caso, hacia esos días tomo decisiones. En 1983, el 23 de julio se publicó esta tira y ya había yo que ese sábado sería el último día en que se publicase el Cuy en “El Diario de Marka”. Presenté mi renuncia unos días antes. Como les conté, el periódico venía viviendo una de sus crisis internas más severas y eso me tenía tenso, fastidiado. Yo había estado allí desde la fundación del diario, pero ya no me reconocía en él. Lo que me decidió a cortar la relación fue la orden de Ricardo Letts, que acababa de estrenarse como director, de sacar a Toño Cisneros de la dirección de “El Caballo Rojo”. Toño había creado ese suplemento, el mejor entre las revistas culturales que tenía el periodismo peruano, y me pareció absurdo cambiarlo. Ricardo puso en el lugar de Toño a Leoncio Bueno, que también era amigo mío pero ése no era el asunto, sino los criterios para tal cambio, querían darle al suplemento un toque más “proletario”, pero mantenían el nombre y logotipo de “El Caballo Rojo”. Con el mismo argumento podían otro día sacarme a mí y darle mi tira del Cuy a otro dibujante “más del pueblo”. Las razones de las peleas entre los grupos políticos en el diario solían serme ajenas, pero éstas sí me tocaban. Cuando entré a la dirección, Ricardo se fijó en el sobre que yo llevaba y se adelantó: “No me digas, en ese sobre traes tu carta de renuncia”. Qué comes que adivinas, me reí yo. Conversamos con tranquilidad, no había nada más qué hacer. Doné al Sindicato Único de Trabajadores de la Empresa Runamarka todos los sueldos que me debían. Era un gesto, la verdad es que era difícil que el SUTER los cobrara, las dificultades económicas del diario eran tan grandes como sus problemas políticos. Lo que yo no imaginaba es lo que vendría para la tira del Cuy, pero de eso se irán enterando cuando vean las siguientes tiras y que se publicaron en otros medios. Años después, en el 2011, al ordenar las tiras para maquetar el libro “El Cuy Tira”, vi la etapa de “El Diario de Marka” como una etapa especialmente fecunda del Cuy. Con todas sus crisis, esa etapa fue especialmente generosa para mi personaje, gracias a ella se hizo conocido y llegó al corazón del movimiento popular y de muchas otras gentes. Nunca más tuve un medio en que el Cuy se publicara a diario durante más de tres años, qué va. Pero no me adelantaré más a esta historia. Ahora solo quiero expresar mi gratitud a Jorge Flores Lamas, que en 1980 me invitó a compartir esa aventura que fue “El Diario de Marka”, y a mis amigos de “El Caballo Rojo” y a todos los compañeros que trabajaban en las diversas secciones, Editorial, Redacción, Recepción, Talleres, Tesorería, Publicidad… Yo me paseaba por todos esos lugares y con sus comentarios ellos también le dieron vida al Cuy. Hoy me ocurre con los comentarios que ponen aquí en el Facebook. Aviso, amigos y amigas, que para rememorar un poco lo que pasó entonces con la suspensión de la tira del Cuy, desde mañana no la publicaré por unos días. Luego pasaremos a otras etapas de su compañero roedor.

2 comentarios

Archivado bajo El Diario del Cuy

2 Respuestas a “Ayer nomás

  1. Pablo Timoteo

    Estimado Juan, buenos días. Quizás no se acuerde de mí, pero mi nombre es Pablo Timoteo Yovera y cuando todavía trabajaba en RPP Noticias lo entrevisté por el aniversario de El Cuy. Actualmente laboro en la PUCP y le cuento que estoy desarrollando una publicación especial para la cual quisiera entrevistarlo. Permítame alcanzarle mayores detalles por correo. Aquí le dejo dos mails para poder comunicarnos: pablotimoteoyovera@gmail.com // ptimoteo@pucp.edu.pe
    Un abrazo.

  2. Hola, estimado Pablo. Estoy respondiendo a tus correos, desde el e-mail. Un abrazo,

    Juan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s