El Cuy [por juan. 785]

t-785-16-07-83

Hacer clic sobre la imagen para verla con mejor definición. La tira es de 1983 y entonces se publicó en una sola banda. Aquí la presentamos en dos pisos para favorecer su lectura.

21 comentarios

Archivado bajo El Diario del Cuy

21 Respuestas a “El Cuy [por juan. 785]

  1. Hola amigo CUY

    Suele ocurrir que la ingratitud se haga presente. Eso no debe vulnerarnos la fe, y por fe, quiero decir la confianza en el otro. En la necesidad por ejemplo, de apostar por los procesos de cambio. De honrar un compromiso, a pesar de que a nuestro alrededor haya soledad y descomposición.

    Amigo CUY, aparece otro personaje en tu trayecto. Otro estadio en esta tu experiencia casi onírica. A afrontar como dice la canción de Silvio Rodriguez, esas serpientes de cuerpo transparente que nos van asaltando en los sueños, que a pesar de que las matamos, se renuevan en una de mayor tamaño.

    Amigo CUY a envenenar esas serpientes con el veneno de nuestro bien actuar.

  2. Carlos, qué bien lo dices: a envenenar esas serpientes con el veneno de nuestro bien actuar.
    Sueño con serpientes…♫ Era una de mis canciones favoritas de Silvio Rodríguez.
    En Facebook puse un texto precediendo a la tira de hoy. Lo traigo también aquí:

    Hace 30 años me sentía como un loco contra el mundo. O por lo menos, mientras publicaba estas tiras, un loco aunque no le importase al mundo. Me refiero a las tiras de estos días, no al Cuy en general, que a él sí lo querían. Ahora al menos sé que me acompañan algunos lectores. No son tantos, pero sí que son. ¿Qué ha cambiado en el camino? Varias cosas, pero hay una muy clara: Este medio, Internet, que hace posible que nos expresemos públicamente de una manera fácil e inmediata. Hace 30 años quizás seguía estas tiras la misma proporción de lectores, pero yo no me enteraba y creía que no era entendido. Me enteraba más de los que protestaban, de los que me reclamaban ser más concreto, que el Cuy respondiera a la coyuntura política inmediata, y no me enteraba porque escribiesen al periódico sino porque me lo decían cuando nos encontrábamos.

    ¿Cuánto cambia el mundo por la presencia de un nuevo medio? Imaginemos cuánto cambió el cine al mundo, cuánto lo cambió la radio, y qué pasó o pasa con la televisión. ¿Cuánto cambia a una sociedad la presencia de una nueva forma de comunicación, cuánto la cambia una mayor comunicación? Pensemos en cómo cambió la vida con la llegada del teléfono, y en cómo cambiaron nuestras vidas con la comunicación virtual en todas sus modalidades: Internet, Facebook, Twitter, celulares, I-Pad, etc. Hace 30 años no sabía que era acompañado en mis exploraciones por algunas personas que ahora marcan “Me gusta” o escriben comentarios. Es muy distinto ser un escalador de montañas, o un espeleólogo, o un investigador cualquiera en solitario, que ir acompañado por una collera, aunque seamos unos pocos subiendo o internándonos por algún agujero negro entre las piedras.

    Les cuento entonces de mis recuerdos de hace 30 años, cuando dibujaba estas tiras cada día y las llevaba a “El Diario de Marka”. El periódico vivía la crisis más aguda que yo le había conocido, mucha tensión interna, guerra entre sus grupos o tendencias, pequeños partidos convencidos de que cada uno tenía la verdad, lo que se llamaba la línea correcta, chinos, moscos, trotskos, revolucionarios, reformistas, revisionistas, etc., que se aliaban unos contra otros y medían sus fuerzas en asambleas, en votaciones o en golpes que decidían que había al día siguiente un nuevo director, un nuevo gerente, etc. Entraba al diario con mi tirita del Cuy y sentía que tenía que ponerme un chaleco antibalas, porque en el aire estaba la bronca y si me acercaba a saludar con alegría a unos ya recelaban los otros, y viceversa. Yo no pertenecía a ningún partido en particular, siempre había querido que mi trabajo sirviera al frente, al movimiento popular en su conjunto, estaba harto de esas rivalidades y odios absurdos. Vivía una convulsión que también tenía que ver con mi vida personal y supongo que la barajaba con estas tiras paralelas a la realidad. Así que mucha nubecita, ratoncito, parajes desolados, pero este pechito vivía sus angustias.

    Se acercaba el momento en que… Ya les cuento más dentro de unos días

  3. Consultor

    La izquierda no es más que un grupo de ambiciosos con hambre de poder absoluto, con la bajeza añadida de hacer creer que cuentan con una ideología “científica” para lograr sus bajos fines, sus repugnantes alucinaciones…

  4. Consultor, así que eso es la izquierda para ti. En cambio, mirando hacia el otro lado del espectro político, ¿podrías decirnos qué es la derecha?

  5. La Necia

    asu consultor… ta fuerte lo que dices… me pregunto en que te basas

    por otro lado, el significado que dan los sicologos a la imagen de las serpientes en los suenios es pene.

  6. Qué fácil, sencillo, cómodo y qué tierno es despotricar de un grupo de personas a base de subjetividades sin explicación y sustento. Hasta parece un ejercicio universitario ¿Mucho? Tal vez colegial. A ver, ya que se han adelantado con la izquierda, intentaré esbozar el mismo ejercicio con la derecha: “La derecha no es más que un grupo de ambiciosos con hambre de poder absoluto, con la bajeza y el cinismo añadido del absoluto desinterés por los demás, con la concha “científica” de que para lograr sus bajos fines y sus repugnantes alucinaciones no necesitan justificar trabajos para el pueblo, porque son de derecha”.

    ¿Qué tal? Lindo ¿No?

  7. josé

    Vah, para que le paran bola a ese dba de consultor, amigos, si ya una vez dijo que Juan era senderista, yo tengo memoria de elefantito, desde allí se ha cuidado de meter cizaña discretamente, debe ser un aprista o mejor dicho un amigo de Alan, neo converso al “liberalismo criollo” (o sea la plata llega sola) cuya misión es esa, distraer a la gente de los narcoindultos y demás naderías del grasoso ex-presi (Ojalá fuera presidiario).

  8. Consultor

    Dejando el comentario irrelevante de José, intentaré dar una respuesta (parcial) a los demás. Debo decir que mi comentario se basó, en parte, en el testimonio personal reportado por Juan: los izquierdistas se atomizaban cada vez más, en grupos cada vez más pequeños, radicales y alucinantes, que desembocó en Sendero, el cual, dicho sea de paso, tenía como vocero oficial al Diario de Marka. Ese afán de formar “mi propio grupete donde yo pueda imponer mi propia y muy particular forma de ver las cosas”, revela un espíritu intolerante (y por tanto, antidemocrático) que no es sino la otra cara de la moneda del amor por el poder absoluto. La verdad que ya estoy demasiado viejo para que me vengan fábulas, y eso que soy 20 años menor que Juan… 😀 … Saludos!

  9. Consultor

    ERRATUM: DICE: “para que me vengan fábulas” DEBE DECIR: “con fábulas”

  10. josé

    La verdad es irrelevante para este sujeto. El dijo lo que dijo aunque ahora se desdijo.

  11. josé

    A modo de anécdota. En la web del diario La Primera, específicamente en las páginas que escriben Raúl Wiener y César Lévano, era común ver en los últimos meses unos personajes que ocultos en una serie de falsos perfiles, se dedicaban, eso sí, de manera sistemática y constante, a tergiversar y tratar de despreciar a tan conocidos y reconocidos periodistas. La maniobra burda y grotesca iba desde la apariencia de una dizque joven mujer que se ponía como egresada en la U Católica y de Columbia U. Se dedicaba, primero, a dividir el mundo entre los buenos liberales y libremercadistas y los feos y malos comunistas asesinos e incapaces. Y para esa acción se había creada un perfil con muchos “amigos” también igual de falsos. Encima se autopremiaba poniéndose infinitos “me gusta”,más que todos los que opinábamos en esas páginas. El asunto era desviar la atención de toda la enorme corrupción y podredumbre que se señalaban en esas columnas para llevar el debate a ese maniqueo principio del bien y del mal. Era en verdad gracioso ver todos los malabares que hacía escribiendo en su perfil como si de veras existiera ese personaje. Se decía culto, porque los “liberales” según su descripción, eran no solo unas eminencias del saber, sino que encima trataba al resto de ignorantes y analfabetos (o sea irrelevantes). Parece que se creyó su papel tan bien que nunca imaginó que uno de los foristas lo iba a pescar. Aunque ya muchos nos dábamos cuenta de su falsedad, por sus groseros ataques cuando se quedaba sin argumentos. Daba risa y cólera a la vez. Y siempre era la misma tonada, desviar la atención. Coincidía tanto la agenda de este personaje con la de los alano-fujiratistas que ya se hacía obvio una relación oculta y digitada hecha a propósito para hacer la contra. Nunca decía ni media palabra por la corrupción. Eso no importaba. Los malos eran los siempre perversos comunistas tan dispuestos a destruir las sociedades bien como la nuestra-según este tipo- que ya parecía una letanía esquizoide. Un día el propio Raúl Wiener se sorprendió tanto por las barbaridades que le ponía que se vió en la necesidad de contestarle.Él también pensaba que era algo digitado. Hasta que un día, un cochino comunista, jovencito y de San Marcos encontró la foto que este tipo ponía en su perfil y que rejuraba que era ella. Resulta que había tomado las fotos de internet de una modelo norteamericana que se llama Sophie Cook. Y allí acabó la historia. Agustina Rojas Pacheco, no era más que una invención de una mente perversa y cobarde que había usurpado una cara para poder atacar de manera cobarde a estos periodistas del diario La Primera. Parece que por acá también andan algunos digitados, como el tal consultor, que llamó senderista a Juan en una ocasión.

  12. Consultor, el comentario de José no me parece irrelevante. La verdad yo no recordaba que hubieses dicho que yo hubiese sido senderista, aunque me suena que alguien dijo eso y yo le respondí. Entonces, ¿esa barbaridad piensas o pensaste alguna vez?

  13. José, siempre hay gente dedicada a esas labores. Recuerdo que mucho antes de que existiese este medio, en las asambleas universitarias y en los mítines de la izquierda, aparecían esos personajes con un rol que se llamaba “contramanifestación”. Entraban a perturbar, a distraer la atención, a boicotear una reunión. Cumplían consignas de sus líderes, que empleaban para estas tareas no a sus cuadros más prestigiosos y promisorios, sino a gente menor que ahora nadie recuerda. Era lo que se dice “trabajo sucio”. Hace poco, en mi muro de Facebook, una supuesta mujer entró en ese plan. La disonancia con el resto de la gente es tan evidente que va más allá de una simple diferencia de opiniones, se ve una diferencia de actitudes. Tengo amigos que los eliminan sin más de sus páginas, yo suelo esperar a que la realidad los saque de la escena

  14. josé

    Son gajes del oficio ¿verdad Juan?,ni modo, unos nacen para cabeza de león y otros para cola de ratón, aunque más se asemejen a las ratas.

  15. Consultor

    Jejeje, me descubrieron. En serio, noto un sentimiento de paranoia de la pitri mitri… 😀 Lamento haber entrado abruptamente a una fiesta exclusiva donde se reservan el derecho de admisión. Saludos!

  16. Consultor

    Bueno, dejando de lado lo irrelevante, quisiera que alguien comente sobre el fondo del asunto: el testimonio de Juan revela el hambre de poder y la intolerancia de la izquierda socialista; en suma, su espíritu antidemocrático. La frágil democracia liberal: representativa, con sufragio universal, con división de poderes, con la garantía de derechos fundamentales (a la vida, a la libertad, y a la propiedad), y con el respeto de las minorías, y sus instituciones concomitantes, es creación formidable de lo más selecto pensamiento occidental, y -quizá- la máxima contribución de Occidente a la civilización (asumiendo que haya una sola). Y, créanme, después de las experiencias concretas de socialismo: Mao, Ceaucescu, Kim-Il-Sung, Hoxha, Stalin, Pol Pot, etc. concluyo categóricamente que sus regímenes van totalmente contra el espíritu, la letra y la esencia de la democracia liberal occidental. Saludos!

  17. josé

    Simplemente no parale bola. Abajo la corrupción!!!!

  18. Consultor

    En eso estamos de acuerdo, José. Abajo la corrupción. La experiencia concreta, sin embargo, me lleva a la conclusión categórica de que hay corrupción tanto en regímenes de derecha como de izquierda. Lo bonito de la democracia liberal es que, a pesar de su fragilidad, nos permite juzgar y condenar a quienes han incurrido en actos de corrupción, como es el caso de Perú, Argentina y otros. En cambio estoy persuadido que Kim Jong Un sea llevado a la cárcel mientras el comunismo rija en ese país, y esa hipótesis es reforzada por los eventos históricos del pasado: ni Stalin, ni Mao ni ningún otro líder comunista pagaron en vida sus crímenes. Saludos!

  19. Consultor

    ERRATUM: Dice: “sea llevado a la cárcel”. Debe decir: “jamás será llevado a la cárcel.”

  20. Yo creo que hay seres y seras de buena voluntad que ven el lado positivo de la derecha, del liberalismo, de la democracia y por eso la defienden… sin ver (a veces sin conocer) sus monstruos… del mismo modo creo que que hay hombres de buena voluntad que ven el lado positivo de la izquierda, de la justicia social, del estado de bienestar y por eso la defienden… sin ver (a veces sin conocer) sus monstruos…
    He dicho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s