Kuraka (10-05-2013)

kuraka-09-05-2013

Un clic en la imagen y la verás mejor.

Esta vez pongo el texto con que presento al Kuraka en Facebook:

Al Perú lo pensamos a veces casi como a una persona. Es el tema de la identidad. Decimos, por ejemplo, que la dictadura de Morales Bermúdez no fue como las de Videla y Pinochet, y que eso se debería a que en el Perú somos como el clima (y nos referimos al de Lima), o sea suave en invierno o verano, si lo comparamos con esas estaciones en otros países. Ah, la Corriente Peruana o de Humboldt, gracias a la cual tenemos una gran riqueza ictiológica. Esa maravilla de satisfacción entra en crisis cuando se recuerda, entre otros casos, lo que hacían Sendero y el MRTA y lo que hacían las Fuerzas Armadas en ese tiempo.

De la violencia pasemos a la muerte. Nos gusta pensar que con México somos muy parecidos, los dos imperios precolombinos más grandes de América, los dos virreinatos más grandes de América, los dos mestizajes de indio y español y negro… Pero que, eso sí, México es más violento, allá hacían sacrificios… Bueno, aquí también, pero de animales. Okey, también de seres humanos, pero allá en una proporción increíble. Por eso en México tienen una cultura de la muerte. De acuerdo, aquí también, pero menos, más suave…

Esa visión de que somos más suaves viene de antiguo, por lo menos desde los tiempos coloniales. En lo que es Lima, parece que de antes. Las culturas limense y rimense no destacaron por sus acciones guerreras, en cambio sí por cultos como el de Pachacamac y alta capacidad de negociación demostrada en distintos siglos ante el avance imperial de los chavín, wari, inca…

Así que suave camay. He amanecido discursivo. Todo esto para introducir al nuevo capítulo del Kuraka, en que nos topamos con la muerte. Hola soledad, no me extraña tu presencia…

3 comentarios

Archivado bajo El Diario del Cuy

3 Respuestas a “Kuraka (10-05-2013)

  1. La Necia

    este asunto del embajador de Ecuador fue realmente apestoso. ayer entre un ratito al twitter y lei un pequenio tuit de rosa maria palacios batiendo palmas al hecho de que riofrio no regreso a peru. no importa -decia- que nos haya costado que el embajador de peru no regrese a Ecuador, pero el hecho es que riofrio no regreso, que fue el precio que se pago y bien ahi!

    lo que no saben los que no siguieron de cerca este lamentable suceso, es que rmp fue una de las mas virulentas linchadoras virtuales de riofrio aun antes que se propagaran todos los videos y se supieran todos los detalles de lo que paso. no me sorprende de ella. eso es lo que pasa cuando la gente sigue como borregos a la zanahoria y endiosa gente que come, bebe, duerme y caga como todos los mortales

    lo que me lleno de tristeza es que entre estos linchadores virtuales, igual de furibundo y virulento, se encontraba, a la cabeza de todos los que lo siguen religiosamente, estaba mi adorado necio. el tambien se metio y pedia a todos los tuiteros que hicieramos RT a un “fuera riofrio de peru!” hasta que lograsemos su expulsion del pais. si, se me cayo un idolo, pero aun asi, lo sigo queriendo porque es un ser humano y espero que haya aprendido de este error (si es que por casualidad considera que fue un error lo que hizo)

    aun tengo tristeza. aun no salgo de este estado de desanimo que me llego desde que presencie el desenlace de este caso. como femina, me siento avergonzada de saber que hay gente que se cree con derecho a zamparse en las colas (resabios de la colonia de gente que piensa que las leyes se hacen para otros, no para ellos), enojarse si alguien les llama la atencion, lanzar insultos y cachetadas y esperar que les pongan la otra mejilla simplemente por el hecho de ser mujeres

    como ser humano, me siento avergonzada de saber que todo esto paso por falta de tolerancia. me pongo a pensar las veces en que tambien he pedido que se me respetara el turno de la cola. tal vez me tocaron personas diferentes que calladamente se fueron detras o que ofendidas se retiraron porque consideraron una llamada de atencion mi pedido. las cosas nunca escalaron a la magnitud de este, pero si recuerdo haber mandado a aprender a respetar los derechos de las personas a no pocos. creo que seguire haciendolo pero de ahi no pasare. si veo que son agresivos, les dire que pueden quedarse en mi lugar, como no! o… well… quien sabe… sea lo que fuese, creo que todos debemos aprender de esta leccion

  2. Hola,

    Para quienes hacen de la impunidad el norte de su existencia, pues la trascendencia les tiene sin cuidado. No les preocupa si la gente los vaya a recordar después de que se hayan ido… de este mundo. Atención: no estoy igualando a todos los personajes que aparecen en la viñeta, que por la forma en que han sido dispuestos en el dibujo, parece como si se desplazaran.

    Juan nos comenta que la visión que tiene la gente en lo referente a que los sucesos de angustia y de violencia en nuestro país, no fueron como el de las dictaduras del sur del continente. Claro aquí no se llegó al nivel de manufactura e industria del terror, pero en hechos de dolor, creo no cuenta: Nosotros matamos menos.

    Yo puedo anotar por ejemplo el caso de la desaparición de la población de Parcona en febrero de 1924. El ejercito la desapareció a punta de cañonazos. Los pobladores reclamaban las 8 horas aplicadas al agro. También la violencia ocurrida en Juliaca allá por los años de 1963 a 1968. Las matanzas de Trujillo en los años del presidente Sanchez Cerro, o lo doloroso de Bagua, debido a una falta total de idoneidad del gobierno central, para evitar una situación que provocó la muerte de peruanos: policías y pobladores.

    No entiendo lo del tema del embajador y las dos señoras peruanas. Eso si, ha tenido espectacular presencia la noticia en todos los medios. Hasta doña Laura Bozzo participó en la polémica retando al embajador.

    Saludos

  3. Querida Necia y querido Carlos, creo que en esta tira asumo un tono cuidadoso ante el lío del embajador que se puso bestia y ni menciono el accionar de las mujeres porque no me parecieron lo que se dice ejemplares. Que esa historia nos sirva de lección, dice Necia y dice muy bien, así como también que esa conchudez tiene orígenes coloniales (no de colón en la cola, sino de gente que cree que tiene más derechos que el resto). Como esas actitudes no van a desaparecer de un momento a otro, sino que suponen un proceso, vale la respuesta que les da Necia: “Siga usted no más en mi lugar…”

    Sobre pensar en la trascendencia, me parece esencial y no es por gusto que el Baterillero señale este punto, su vocación de sana religiosidad ha quedado manifiesta muchas veces. Hace unos días me llamó la atención un comentario de una amiga del Facebook: “Todos necesitan un mundo espiritual no necesariamente una religión”. A mí, como a la mayoría de peruanos, me tocó recibir una formación católica, y aprecio muchísimo el sentimiento trascendente en personas de todas las religiones, de origen precolombino, budistas, artistas, etc., gente que sabe amar y respetar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s