El Cuy [por juan. 751]

t-751-06-06-83

Hacer clic sobre la imagen para verla con mejor definición. La tira es de 1983 y entonces se publicó en una sola banda. Aquí la presentamos en dos pisos para favorecer su lectura.

3 comentarios

Archivado bajo El Diario del Cuy

3 Respuestas a “El Cuy [por juan. 751]

  1. Recuerdo que muy pequeña aprendí esto. La oscuridad no da miedo. Lo que nos atemoriza es aquello que creemos que la oscuridad esconde, “aquello que no podemos ver”… el monstruo, el fantasma, el ladrón, el bicho… cualquier cosa que nuestra mente considera que puede existir y que la falta de luz no nos deja ver (y que muchas veces no existe).

    Esta ha sido siempre una máxima para mi vida. La resistencia “al cambio” que se agudiza mientras más mayores somos, según explican los expertos, se trata de esto. No es temor a dejar una rutina. Es temor a lo desonocido, a no querer arriesgarse a un futuro incierto, al posible fracaso. Es, de igual manera “aquello que no podemos ver” (y que muchas veces no existirá).

  2. Hola, buen día

    Practico el teatro de sombras y para esto es necesaria la oscuridad. El mensaje que se entrega a los niños cuando hay la ocasión de usar esta técnica es: En la oscuridad, también se puede jugar.

    Claro, lo que nos traen las viñetas hoy, no solo es la falta de luz, cuya ausencia impide el normal desarrolo de la cotideanidad de las tareas, sino que el país mismo entraba en “off”. Se estaba perdiendo el rumbo, y esto ocasiona miedo y zozobra.

    Saludos

  3. La Necia

    en la oscuridad tambien se puede jugar… jajajajaja si supieran la clase de juegos en la oscuridad que vinieron a mi mente jajajajajaja

    pienso en eso del temor a dejar la rutina y como que me da miedito leerlos. las rutinas dejarian mi mente en blanco y eso es lo que debo variar continuamente porque el cerebro no se beneficia en nada con eso. yo soy un tipo de persona que vario rutinas constantemente y no le temo a lo desconocido. al contrario, eso estimula mi curiosidad. para conseguir el descanso del cuerpo, apago todas las luces. y si quien duerme conmigo prefiere la luz, tampoco eso es problema. dejo la luz del baño encendida y me tapo con la frazada: problemas por eso? bah!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s