Sentencia

27

A la hora exacta, como si no fuésemos peruanos. Una sentencia sustentada con detalle. Cuando a poco de comenzar a hablar el juez, su tono fue aumentando unos decibales, supe que se venía algo fuerte. Aunque sereno, equilibrado, versado y todo lo que debe ser un juez, el doctor San Martín estaba asado. 25 años y reparaciones civiles varias. Toma mientras y adentro con la segunda.

El fallo ha sido histórico por un montón de razones, Una de ellas: Es la primera vez que se juzga a un presidente, que lo fue dos veces democráticamente elegido, por Derechos Humanos. Se salvó Belaúnde, porque partió al otro barrio, y Alan aún no, aunque el caso es parecido pero no el mismo. Fujimori tiene algunas preseas que puede lucir, esto lo digo aunque se disgusten los que lo detestan. Pero tiene también algunos horrores insoslayables. Esto no le gusta reconocer a sus parciales. Pero es así y que la sentencia ha sido buena.

El fallo ha sido histórico también por lo aleccionador. Parecía una clase magistral de historia, de la historia del Perú que hemos vivido en las últimas décadas. Sentí que era un espaldarazo al trabajo de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, a la que, con concha, pretenden zaherir o menoscabar quienes quieren otra historia, sesgada, mentirosa. Ahí está, condenado a 25 años de prisión, el Chino, su estandarte mayor, el que quiso escribir la historia de manera tramposa con arreglos desde el Ejecutivo, el Congreso y el Poder Judicial, entre otras instituciones y conciencias manipuladas.

Los magistrados estuvieron magistrales. Mientras pasaba a limpio la tira de mañana, escuchaba la sustentación de la sentencia y sentía que la historia del Perú podría hacerse de acuerdo a la verdad. Que aún quienes trataron de impedir la existencia de un Museo de la Memoria digno, tendrán que allanarse. Ojalá. Vienen los días centrales de la Semana Santa, la paz sea con todos nosotros.

10 comentarios

Archivado bajo El Diario del Cuy

10 Respuestas a “Sentencia

  1. Coincido plenamente. Una lección para el mundo entero. Ojalá la pena sea efectiva.
    Una advertencia contra todos los dictadores y zátrapas; Pinochet zapatea en el cielo. Y, por favor, callen a su hija!!!

  2. chejo

    y keiko es inocente? era primera dama, acompañaba al asesino de su padre a todo sitio, guardo silencio complice en todo el tiempo que se supo de los asesinatos, se quemo y escondio cadaveres de seres humanos,y ella no dijo nada como no dijo nada cuando torturaron a su madre, ella es complice ,dijo que su padre no sabia nada y se hacomprobado que no solo sabia sino dirigio la guerra sucia,que fue montesinos el asesino ,akeiko hay que kitarle la mascara e niñita inocente es ,igual o peor que su padre.

  3. Víctor

    Así es, Juan, así es.
    Hace falta la justicia, incluso el detalle técnico (campeona la secretaria, apenas respiró en su maratón de lectura) porque así se garantiza el mismo trato para un expresidente, para un empresario o para un servidor. Igual chance para acusar y defender.

    Pero, sin caer en comparar muertos (ni números ni situación personal), pienso un poquito más allá de lo que el fallo pudo y debió sentenciar… en los miles de muertos porque “así se combate el terrorismo y dejémonos de vainas”, en los “costos de la guerra” que decía RR (claro, son “costos” cuando pasan allá lejos, no cuando es en tu cuadra o a tu familia), etc.

    Para ellos la justicia, aunque ahora ya no estén. Y más allá de Fujimori, debería ser una lección para nosotros, si no prestamos atención a tiempo para parar esa masacre…

  4. EKG

    Un aire de fresca justicia recorre el Perú.
    Ahora corresponde a los peruanos bien intencionados leer la sentencia para comprender bien por qué se castiga al delincuente ex presidente.
    Esta sanción es una satisfacción para los deudos y ojalá también para Susana Higushi, una mujer que sacrificó todo por la verdad.
    Muchos consideran culpable de muchas cosas a Sushimori pero de estos casos no; lean la sentencia para que no les quede duda ni les cambien la historia mañana.

  5. Porque la vida es maravillosa y te da sorpresas,porque aún hay tiempo para construir un lugar digno,porque no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista,¡Histórica sentencia!

  6. Sin duda,una sentencia histórica.Se lo merece el chino,lo q me da verguenza ajena es la keiko y la falta de memoria de algunos peruanos que le dan preferencia a la chinita para la próxima presidencia y encima pedir a Alan q lo indulte.Ayayay pero ayayay.Que no sea realidad esa pesadilla!

  7. Bruno

    Coincido contigo Juan, muy bien dada la sentencia. Y también coincido con toñito avalos.
    Debemos recordar la sangre derramada de todos los inocentes, y para los que digan “pero acabó con el terrorismo”, no se puede hacer un bien a costa de un mal. Moral cristiana.
    Bien ahí juan!! sigue así

  8. Pavel, Chejo, Víctor, estos años que hemos vivido necesitan un esfuerzo de orden semejante al de la sustentación de la sentencia. Entonces, podríamos editarla, cada uno, porque hay varios puntos que merecen un desarrollo mayor para hacerla nuestra. Han sido años cruciales y por eso es importante esta tarea, pero partimos de que la sentencia ha sido un documento histórico. Otro, anterior, es el Informe de la CVR, aunque le tocase ser manoseada a partir de intereses particulares por gente que ni siquiera la leyó. Sin duda también es revisable, todo lo es, pero brinda información y análisis muy importante.
    Pienso, amigos, en Keiko, y, por ejemplo, la desesperación del político Alberto Borea, que estaba mañana leí en “Perú21” que estaba indignado por las pretensiones de Keiko a la Presidencia, preguntándose qué ha hecho antes. Ah, si de méritos se tratara, habría que preguntarse también porqué Ollanta Humala figura en ese lugar y no aparecen líderes de izquierda con, de lejos, mayor trayectoria. Así es nuestro país. Keiko es una marca, la que creó su papá y que ellos aspiran a perpetrar en nuestra historia, la marca (registrada) Fujimori. Del pueblo peruano depende que les ligue o no al clan Fuji-Montesinos-Keiko (siguen firmas).
    EKG, pienso en Keiko, y pienso también en Susana Higuchi. No se sabe de ella, pero qué papel le tocó desempeñar en esta obra. No sé cómo le irá, pero deseo que esté muy bien. Se lo merece, por no haber cedido en su línea de decencia frente a las transgresiones de su exesposo.
    José, Toñito, Bruno, por lo dicho, en eso estamos.

  9. Pingback: Fujimori culpable. Sabor agridulce – Una Bitácora de Jomra

  10. Jomra, brindas un buen recuento de lo que se publicó en los días de la sentencia a Fujimori, y todos los investigadores de este tema te estarán muy agradecidos. Ojalá no solo ellos, sino la gente estuviese enterada y para eso también puede servir tu reporte. Veo que allí hay algo de este blog y de los blogs de amigos y otras personas con quienes compartimos estos tiempos. Ahora, yo vuelvo a mi historieta del siglo XVIII, pero gracias por esta vuelta al presente. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s