Perder

perder

Desde niño escuché que hay que saber perder. Esto era un llamado a la conformidad, a veces hasta a cierta grandeza, que uno debía tener cuando no se ganaba. Terminaba mi adolescencia cuando escuché eso de “caballero”, al que otros agregaban “nomás”, para decir que se aceptaba la derrota, por ejemplo, en un juego de cartas o si otro nos ganaba a la chica tras la que íbamos, y no había más que hacer (que encogerse de hombros y sentirse caballero, qué buen barajo).

¿Cuánto hemos perdido desde entonces? La respuesta depende del estado de ánimo, porque, no seamos ingratos, tambien hemos ganado un montón. Para cuando se gana también hay fórmulas sabrosas.  En los 60 era “me fui de robo” (y su variante “de roberto carlos”), y después “me ligó”, “me doblé”, “la hice”, “se me presentó la Virgen”… Nuestra gente es muy buena creando expresiones.

7 comentarios

Archivado bajo El Diario del Cuy

7 Respuestas a “Perder

  1. Yo tengo la misma cara que el Cuy…

  2. ¡Vaya naturalidad la de Anita! Le descuadró los esquemas mentales al Cuy. Reflejo de que nuestra ciudad está cambiando radicalmente, y no necesariamente por tanto cemento que los políticos quieren hacer pasar como muestra de “modernidad”

  3. Akane

    T____T

    q caminos tan diferentes hemos seguido, anita, desde q formamos parte del mitico movimiento niñista…

    ahora hare una pregunta q no tiene nada q ver… los cuyes ya no nacen en camadas como antes? 😛

  4. Silvia

    Querido Juan: Es muy reconfortante leerte cada vez, y seguir tanto las incidencias en la vida del Cuy como tus reflexiones cotidianas. Si pues, es saludable -por salud mental- reconocer cuando hemos perdido, y tambien celebrar los logros. Cuando decimos “¡la hice!”, sabe mejor.

  5. waw una tira diaria si que eres un ejemplo… uff el cuy nunca lo veia salvo en exposiciones .. mas me acuerdo de la araña no…

  6. Akane, a tu pregunta te dire que generalmente los cuyes tienen 2 o 3 crias por vez.

  7. R_G_ R_, yo también me quedé un ratazo con esa cara. Pero anoche estuve haciendo algunos dibujos de lo que vivió Anita y hubo un momento en que lloré, pensando en la gente que sufrió tanto en esos años. Después río al leer algunos comentarios, así que aprovecho para agradecerles por sus ánimos y participación.
    Así es, Francisco, las cosas van cambiando en la mentalidad, esa ciudad interior nuestra.
    Akane, por comodidad para el relato nos hemos saltado eso de que nacen en camadas.
    Silvia, hasta que reapareciste. ¡La hice!
    Amateur, la tira diaria es complicado cuando no es para un periódico, pero, qué hago, me gusta, es como un vicio, aunque creo que positivo. Eso sí, estoy viendo cómo me disciplino para no faltar a mis otros deberes laborales. En cuanto a la Araña No, también me encantaba dibujarla, con Robin, ese faltoso asistente.
    Gracias, Amazilia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s