Orígenes del Cuy (VIII)

El formato de tira cómica demanda un trato más breve, pero yo traía el ritmo de las secuencias de 6 viñetas. Con cierto esfuerzo, apenas lograba reducir la historia a 5 viñetas. La tira me dio la oportunidad de recurrir a los planos más cercanos, para atender mejor a la expresión de los personajes.

Tras la breve aparición de la rata fascista, volví a los protagonistas fundacionales: El Cuy y Humberto. Esta vez traté sobre el trabajo de Humberto: Era periodista, probablemente de opinión o un cronista ocasional, no era un redactor de planta, su status era el de colaborador, alguien que trabaja desde fuera del diario. Para la fantasía del Cuy, aquello era suficiente estímulo. Yo había visto que no pocas personas, al enterarse que alguien tiene acceso a un medio de comunicación, fantaseaban con la posibilidad de aparecer en ese medio. De paso afloró el asunto de la identidad en el Cuy, un peatón más en el mundo, pero encima cuy, peruano, latinoamericano.

cuy-en-el-diario-de-marka-21580

“El Diario de Marka”, 21.5.1980

cuy-en-diario-de-marka-23580

“El Diario de Marka”, 23.5.1980

cuy-en-diario-de-marka-24580

“El Diario de Marka”, 24.5.1980

cuy-en-diario-de-marka-26580

“El Diario de Marka”, 26.5.1980

cuy-el-diario-de-marka-27580

“El Diario de Marka”, 27.5.1980

cuy-en-diario-de-marka-28580

“El Diario de Marka”, 28.5.1980

cuy-en-diario-de-marka-29580

“El Diario de Marka”, 29.5.1980

cuy-en-diario-de-marka-30580

“El Diario de Marka”, 30.5.1980

Desde el tema social, la tira del Cuy se acercó más a los asuntos políticos, siempre desde la autonomía de su propio mundo, no a la manera de los caricaturistas. Era conciente que estaba actuando en un espacio nuevo en el periodismo peruano. Hasta ese momento, las caricaturas en los diarios de derecha presentaban a los izquierdistas como desaliñados, enojados, peligrosos, y algunos recurrían al tópico burdo del oso con la hoz y el martillo. La iconografía frecuente en los impresos y murales de la izquierda eran los obreros fuertes y musculosos, dramáticos en su expresión de lucha, con los puños en alto y las banderas rojas flameando al viento. Sus modelos procedían de los afiches de los comunistas soviéticos o chinos, a los que, para dar un toque nacional, se agregaba un chullo o alguna otra prenda campesina. La estética social realista se unía en ocasiones con rezagos del movimiento indigenista de medio siglo atrás. El Cuy, un simple mono de tira cómica, asomaba las narices inspirado en los izquierdistas que yo iba conociendo, gente de carne y hueso, con sus esperanzas y contradicciones, ideales nobles y flaquezas.

Tal era lo que quería esta tira cómica. Ahora veo que también llevaba su propio estereotipo, puedo ver mejor el encuadre en que se movía, el de sus ideas y valores, y el del periódico donde se publicaba, “El Diario de Marka”, y el marco mayor del movimiento popular en los primeros años 80. La articulación entre aquella época y las que siguieron es algo que nos corresponde hacer ahora, y que es necesario para entender nuestros procesos personales y como sociedad. Es algo a lo que también esta sencilla historieta puede aportar con algunos de sus personajes y situaciones.

36 Respuestas a “Orígenes del Cuy (VIII)

  1. Este es el Cuy que yo empece a leer… que tiempos!!
    Me acuerdo que junto al Cuy tambien salia una tira llamada el 4to Reich……

  2. Yo tengo 21 años y nunca leí el cuy, solo sabia de Acevedo por los dibujos que hacia sobre los derechos del niño y el adolescentes, o lo mas reciente del Love Story, pero ahora que estoy conociendo al Cuy me parece una excelente tira cómica.

  3. “El 4to. Reich” era (es) una historieta de Pepe Palomo, el gran dibujante humorístico chileno (de pura cepa) y mexicano (porque vive en el D. F. desde el golpe de Pinochet).
    Gustavo, bienvenido. Como ves, aquí se junta gente muy buena. Estás en tu casa.

  4. fernando

    Esta secuencia es genial. Si pensamos en Rómulo León Alegría y en la elección de Obama, las tiras parecen hechas hace muy poco.

  5. es que hay cosas que no cambian y las diferencias problemas y opresiones son las mismas de hace años.

  6. Jorge I

    Que excelente, el cuy a vuelto. Yo conoci al cuy cuando se publicaba en el suplemento NO de la revista SI (durante el primer gobierno de Garcia). Siempre leia su tira junto con el de la Arana NO (donde salia robin, el jefe torito y toda la mancha).

  7. Este humor no lo conocía… de verás es grato encontrar a este personaje…
    Por qué descontinuó al kuraka?

  8. mario munive

    Cuando ingresé a San Marcos, a fines del 81, todo el mundo seguía las aventuras del Cuy que publicaba “El diario de Marka”. Las leíamos con delectación, recortábamos las tiras, las copiábamos, delirábamos discutiendo cuál era la línea ideológica o la posición política del Cuy sobre tal o cual tema. El Cuy, Humberto (¿y la pericota?) eran tan populares que hasta hacíamos afiches y volantes con sus siluetas. El 87, trabajando en la revista “Sí”, conocí a Juan Acevedo y a la patota del suplemento “¡No!” Nos volvimos a encontrar en “El Mundo” entre el 95 y 96. Creo que no nos vemos desde entonces, pero he seguido sus historietas y sobre todo la genial “Love Story”. Larga vida para el entrañable Cuy y abrazo para mi amigo Juan.

  9. Luis Arredondo

    Saludos de a Juan Acevedo, desde NY, el Cuy fue el personaje favorito de mi familia, lo leiamos todos los dias en el diario, era tan peruanisimo, tan nosotros mismos. Gracias por devolvernoslo por el internet. Larga vida al Cuy!!!

  10. Jorge Luis Puerta

    Juan:

    En 1989 pasaste por mi casa en Cusco. Mi hija de 6 años dormía. Le dejaste al Cuy de recuerdo en un papel que todavía guarda.

    Desde entonces busco alguna reedición de El Cuy sin encontrarla…Hasta hoy. Ahora lo podrán conocer todos mis nietos.

    Larga vida!!

  11. Joan Madrid

    Juan Acevedo, eres un genio.

  12. encontrar al Cuy en la red ha sido emotivo… como se moderniza eh!

    …Crecí con el Cuy y con los últimos años de la izquierda y la marca que -junto con piolita y luchín gonzales- dejaron en la persona que soy, es imposible de explicar

    Mis papás me leían al cuy, recortaban las tiras del diario y mi tía tenia un muñeco de tela que era el cuy con un chalequito de manta…aún existen esos cuyes?

    que maravilla Juan! nos regresas la magia de seguir creyendo que algo podemos cambiar!

  13. Dany Tarrillo

    Hola Juan
    Recien me animo a escribir, y tras leer los comentarios veo que no fuí el único que quedó impactado por el cuy (lo dibujaba en las camisas de mis amigos en 5to. cuando eramos promoción, po eso me pusieron de chapa el nombre de tu personaje) ya que tocaba temas que los otros dibujos no lo hacían (ideología, política,existencialismo,machismo, nacionalismo, etc.etc) y que además se articulaba con los acontecimientos del día a día, eso creaba una atmosfera de cercania y hasta de “realidad”.
    Tuve la suerte de leerlo diariamente, ya que un tio mio compraba el Diario y eera lo primero que leiamos.
    Ahora las nuevas generaciones tendran acceso a este ya célebre y celebrado personaje.

  14. Jorge Luis Puerta

    Juan:

    ¿Por qué no viaja el cuy?

    Así como hizo un “viaje histórico” con Humberto, no sería chévere encontrarnos con el cuy en Arequipa, en Cusco, en Cajamarca, en Pucallpa?

    Imagino encuentros sensacionales.

    Abrazo,

  15. Teresa

    Estimado Juan:

    El cuy y los mitines de Barrantes son recuerdos imborrables de mi infancia. Me acuerdo que mis papas compraban el diario Marka y me leian el Cuy y después tuve el Hola Cuy y una historieta en la cual Humberto y el Cuy viajaban a la Lima antigua.

    Un placer encontrarlos en la red, saludos desde Stuttgart

  16. En los ochentas io siempre delire kon la idea de ke al Cuy le vacilaba Leusemia. Es mas, alguna vez idee alguna kamiseta juntando el logo de la banda e imponiendole un penacho al amigo Cuy. Ahora me pregunto, ¿ke dira de la kumbia? ¿atrakaria kon Bareto? I en el folk, ¿se templaria de Damaris?¿eskucharia a Amapolita de Arahuay? ¿Wendy Sulca? En fin, un gran amigo a lo largo de la vida El Cuy.

  17. Ricardo

    Hey Juan
    Feliz Navidad
    Ha pasado mucho tiempo desde que empecé a leer casi diría coleccionar las tiras cómicas que trabajabas ya sea en El Diario, En La Calle, en Monos. Recién el 24-12-08 leyendo a Nelson en su columna en La Rep me enteré de este sitio. Estoy saliendo de padecer el dengue y lo primero que hago es ver este sitio que me trae recuerdo de una bella epoca, de mayor fe y esperanza. Saludos
    Que nunca más se vaya el cuy.
    Un abrazo y gracias por tu entrega
    Ricardo

  18. Carlos G.

    Este es el Cuy que conocí… ! Y disculpe la sinceridad, Sr. Acevedo, pero este cuy si da risa. Tal vez sería conveniente retomar ese formato…no?

  19. carSCorp

    Estimado Juan:
    Me aúno a todos aquellos que piden el retorno del cuy a las grandes canchas. Es un punto de vista necesario para ser compartido en nuestra realidad 30 años despues de su nacimiento.
    Saludos

  20. Gabriel Vizcarra

    Qué recuerdos.. si bien tengo 25 años y no viví la época en la que se publicaba esta tira cómica, mi papá tenía un compendio de absolutamente toda la tira cómica del Cuy, desde sus inicios con Humberto humano hasta el final cuando el Cuy triunfa ante la TIRAnía militar. Lo leí todo cuando apenas era un niño, calculo que de unos 8 o 9 años, y aunque no entendía casi nada de la política de esa época o de algunas temáticas sociales, me encantaba leer al Cuy. Lamentablemente en ese tiempo no supe valorar el tesoro que tenía en manos y terminé haciendo trizas el compendio (no porque no me gustara, todo lo contrario, me gustaba tanto que con el uso se terminó deteriorando). Ahora no sabe cómo me encantaría poder volver a darle una leida al cuy ahora que ya tengo más conocimientos de la época y puedo entender mejor todo.

    No sé si recuerde a mi padre, Andrés Vizcarra, pero él siempre me decía que lo conocía y que fue usted mismo quien le regaló ese compendio, y ahora que tengo la oportunidad de tener un contacto con usted quiero decirle MUCHAS GRACIAS por haber contribuido con una etapa muy importante de mi infancia. Ahora vivo en Santiago de Chile y el encontrar este blog y poder volver a apreciar fragmentos (de los cuales casi todos recuerdo completamente) de mi historieta favorita de infancia significó una serie de sentimientos verdaderamente indescriptibles. Por todo esto MUCHÍSIMAS GRACIAS… Maestro.

  21. Hola Gabriel. De tu papá me acuerdo del nombre, pero la cara… ya, ¿es el músico Vizcarra, que era alto y gordo y vestía de casaca negra, y dirigió la Escuela Regional de Música de Arequipa? Hazme acordar más, por favor. Bueno, pero ahora eres tú el que escribe y eso me parece formidable. Qué buena onda la de tus recuerdos, gracias. Para los últimos meses de este año planeo editar una antología del Cuy, entonces podrás saber por el blog cómo conseguirla, o te das un salto para veranear en Lima y de aquí te llevas tu Cuy a Santiago.

  22. Gabriel Vizcarra

    Sí!! ese mismo! me alegra que se acuerde de él. Y me alegra muchísimo también que haga una antología del Cuy! la esperaré con muchas ansias. En vacaciones iré a Lima y no pienso volver a Santiago sin mi antología que seguramente me la leeré entera en el camino de regreso a Santiago, si no es que me termino de leerla antes, aunque no me molestaría darle una segunda leida, jeje.

    Muchísimas gracias por responder, maestro. Reciba un afectuoso saludo de parte de mi papá y también de mi parte, y felicitaciones por el excelente trabajo que continua haciendo hasta hoy.

  23. Este cuy debería ser presidente del Perú. Mi papá me lo dibujaba cuando era chibolo pero yo no sabia quién era. Ahora que tengo 22 años soy incha del cuy. Larga vida al cuy y a Juan =).

  24. Mario S.

    Maestro!! avise con tiempo cuando es la presentación del nuevo libro del Cuy! para que todos los fans estemos presentes en el evento del año, (que The Killers, ni Quino ni ocho cuartos) Perú21 pone hoy que el aniversario del cuy es el 19 de noviembre y que el libro se publicará el 27 de noviembre pero hay que ser mas específicos pues, ponen la Feria del Libro Ricardo Palma pero como todos sabemos el homofóbico, librofóbico, y antitodo alcalde de Miraflores que por estos días se está peleando con los restaurantes (siempre tiene algo que hacer, que pena que todo sea malo) ha dicho que va a cambiar de ubicación a la feria del libro así que manténganos informados Usted como uno de los principales eventos de la Feria, saludos cordiales.

  25. Patty

    Hola Juan
    de casualidad encontre esta página y no sabes toda la alegría que me da ver nuevamente estas historietas, había olvidado la frescura y sencillez de este personaje, te cuento que yo cuando era pequeña solía recortar estas historietas del diario y arme un pequeño álbum, que con mucha pena debo decirte que se perdió con el paso de los años es bueno volver a leer y recordar, cuanto tiempo ha pasado, espero con ansias el nuevo libro del cuy, espero que no haya cambiado mucho.
    Saludos

  26. Leila

    Hola, yo nací el 81, pero mi papa q era entonces universitario, me leyó el cuy hasta casi el 90, yo crecí con el cuy y le debo mucho de mi formacion ahora
    quiero leer el Cuy, quisiera guardarlo para mis hijos cuando los tenga, donde puedo encontrarlos?? tenia unos viejitos de mi papa q se perdieron cuando los militares entraban a las casas a destruir todo
    donde los encuentro??!!
    Todo mi cariño para Ud. Sr Acevedo, y lo felicito gratamente!!

  27. Jose Carlos

    soy del 87 y como algunos de los que comentan yo creci sin conocer al Cuy. Me gusta mucho leer tiras comicas, mangas, etc. Siempre leo a cholin en Peru21 y el blog de Heduardo y es asi como llegue a este blog, donde al fin puedo apreciar su trabajo Sr. Acevedo. Ahorita me encuentro en el extranjero por estudios pero se que a penas regrese a Perú me conseguire un compendio del Cuy (si es que lo venden). Siempre quize ser dibujante de tiras cómicas, quizá algún día me llene de valor en dibujar lo que me salga del corazón y el puño. Solo puedo decirle que leerlo a ud. me anima a hacerlo. Gracias.

  28. Luis Carlos

    Lei mucho de las tiras del Cuy y luego ya como historieta fundamental para conocer mas de nuestra realidad historica y social,coleccionaba sus historietas y la de sus invitados internacionales,muy interesante conocimiento por esos momentos donde aun la tecnologia no era tan preponderante como en la actualidad,que gusto saber del Cuy gracias a la tecnologia un gran recuerdo el volver a leerlo seria ya que lo que de niño y joven guardaba y aun recuerdo con nostalgia.VIVA EL CUY,Por SIEMPRE.

  29. Me he demorado mucho en comentar algo aquí.
    Nací el 74, mi llegada al cuy es gracias a los diarios que compraban en casa. Siempre me parecía peculiar esa tira que no terminaba en un chiste y bueno, no me gustaba demasiado.
    Más adelante me reencontré con el cuy en la revista No, seguía siendo un niño pero ya entendía un poco más y Videchet me aterraba hasta la médula.
    Un día No cerró y nos quedamos sin cuy, pero siempre tuve nostalgia por ese roedor agudo, sufrido y sumamente tierno.
    Gracias Juan, muchas gracias por devolvérnoslo.

  30. Gracias, Carlos Wertheman, por tu sinceridad y saludo. Es cierto, el Cuy no nación para los niños, pero en el camino me di cuenta de eso y decidí dedicarlo también a los niños. A esa nueva etapa se debe el libro “El Cuy. Todas sus aventuras”. La tira de “El Barrio” es de algún modo una continuación del Cuy, aunque más diversificada en sus temas, como es la época en que vivimos.

  31. En realidad Juan, Es justamente – hoy día – aquella etapa más politizada del cuy la que más me atrae.
    Con los años aprendí a querer mucho el universo del cuy y es justamente la riqueza (y la suavidad de la transición desde una tira marcadamente política a lo que es hoy) aquello que hace volver aquí siempre.
    Y claro, la comunidad que has construido juega mucho a favor.

  32. Lorenzo

    Me quedo con la frase “los cuyes somos trabajadores … los ratones son lumpen”. Revisando este blog me acuerdo de un día en que mi madre volvió del Ángel con un cuadernillo tipo block, de tapa amarilla “Hola Cuy” el cual me regaló. Yo tendría unos 8 años o 10 años (no lo recuerdo) pero no me despegué del libro hasta que lo presté … De hecho, no entendía completamente lo que habia detrás de las genialidades del Cuy y Humberto pero me enganche de la historia y fue una de mis primeras lecturas que hice por iniciativa propia. ¡Gracias Juan!

  33. El Cuy marco la vida de muchos ninhos que crecimos en los 80s en el Peru y que ahora, por cuestiones del destino, nos encontramos esparcidos por diferentes lugares del mundo.

  34. Consultor

    Buehh.. esperar que salga un intelectual de importancia de la izquierda es como creer que Abimael es inteligente.. :D

  35. Al parecer, Consultor, eres tan inteligente que consideras que los intelectuales de importancia deben ser de derecha

  36. josé

    Eso que dice consultor es un prejuicio. Nada inteligente por cierto.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s