Orígenes del Cuy (III)

Pasamos a la décima secuencia, donde el Cuy habla de la Pericotita por primera vez, y a la Nº 12,  que es parte de esa serie. Detrás de las cartulinas dice a tinta: 2.6.77, la fecha en que fueron dibujadas, y a lápiz: 26 de noviembre de 1979, tal vez la fecha de su publicación. Estos detalles me importan para entender en qué estaba yo en uno y otro tiempo. En la primera, aún no había nacido “Monos y Monadas” (27.4.1978), que fue un suceso que nos cambió la vida a muchos que la integramos.

Dos meses después:

La secuencia 36, salió el 21 de enero de 1980, o sea que ya es de las nuevas. Atrás quedaron los 17 cuyes de 1977. Un pájaro negro visita la tira, pensé que podría ser un personaje interesante, pero duró poco tiempo. El Cuy había comenzado con el tema de la identidad, pasó al lance amoroso y luego a la reflexión sobre su propio espacio. Comenzaba a agotársele el mundo propio que se autoabastece y la realidad exterior tocaba a sus puertas.

.

NOTA APARTE:

Es natural que exista cierta tensión entre lo que uno quiere hacer y lo que el periódico o revista quiere que uno haga. Eso lo conocí desde el principio y lo vivía como una lucha aparte. Cuando entré a colaborar en la revista “Marka”, en octubre de 1977, me planteé hacer humor gráfico social, en lo que ya llevaba algunos años. No quería hacer humor político, si esto significaba dibujar a tal o cual protagonista del momento. Pretendía que mis viñetas fuesen más allá, que trascendieran a lo inmediato, pero en la revista comenzaron a presionarme para que hiciera caricatura política.  Mi pretensión tenía también una proyección más terrenal: Anhelaba que mis dibujos se publicasen fuera del Perú, y para ello no debían estar tan atrapados por las circunstancias locales, sino que, asumiéndolas, fuesen universales. Cuánto rollo, el propio de mis veintitantos años.

En “Monos y Monadas” no hubo presión alguna, de manera natural aquello era muy chonguero, el grupo estaba compuesto por gente muy divertida y entonces ni se me ocurrió que mi proyecto personal era distinto. Allí hice humor político, social, existencial, blanco, negro, rojo, etc. Por eso fue en “Monos y Monadas” que nació “Pobre Diablo”, el 11 de mayo de 1978, un tipo de historieta que pocas publicaciones se animaron a publicar en nuestro país, hasta el día de hoy.

Entre los años setentas y ochentas, aún con dictadura militar y con guerra interna, en medio de toda aquella violencia, hubo también un fervor creativo en que se hicieron muchas caricaturas, historietas, poemas, novelas, canciones, teatro, organizaciones, etc., que no precisaron de la gran empresa para financiarlas. Tampoco es que esto último esté mal, sólo que todo aquello lo hacíamos en mucho porque sí y por las ganas de enraizar nuestro trabajo en la historia viviente del país. El Cuy se fue abriendo a esos referentes.

9 Respuestas a “Orígenes del Cuy (III)

  1. Jorge

    Estimado Juan, me encantó el cuy desde que en mis manos llego hace muchos años, cuando era niño, la edición completa del Cuy impresa en 1981. Llego a mis manos creo que en 1986 y aún la tengo… Te imaginas? Tengo 34 años, vivo en Bogotá, pero leer Hola Cuy de cuando en cuando me trae a la memoria muchos momentos en mi Lima querida, siempre linda a pesar de las combis y Alan. Por eso, por hacer que un cuy me permita siempre regresar a los momentos mas agradables de mi vida, te digo Mil Gracias!!! Pero es una cosa Jodida que en nuestra politica peruana sigan existiendo Videchets, Ministros del Interior como el recordado Tajo, y doñas Ratas y Empresarios cerdos… sería bueno que seamos mas cuyes, mas perros y mas pericotitas.

  2. Gustavo Suárez

    Estimado Juan:
    Es creíble la vigencia que alcanzan las filosofadas del Cuy y Humberto(Perro). Hasta la Danza del Cuy se pondrá en vigencia después del cuyetón…A propósito: ¿Qué harán los cuyes contra la invasión de los SouthPark contra los cuyes???, darán lucha Chutito, Pericotita y compañía?
    Saludos
    Gustavo

  3. jorgecastro

    MAFALDA STYLE? :s

  4. Alvaro

    ¿Una pregunta Maestro?
    ¿Cuál es la razón por la cual Humberto se transforma de ser humano a perro?…
    Yo recuerdo que desde niño tenía esa duda..

    Gracias y un abrazo
    Alvaro

  5. idalia davalos

    hola Juan
    gracias por tanta genialidad, es curioso q’ estando tan lejos de mi pais, le tenga mas carino a estos animalitos, q’ por aqui les llaman “porcellini d’india” y la gente no me cree cuando les digo q’ son deliciosos especialmente fritos, porque los italianos especialmente los ninos los adoran y algunoslos tienen como mascotitas….increible no? pensar q’ en Lima mucha gente los mira con desprecio porq’ son parecidos a los pericotes..cuanta ignorancia, gracias por hacerlo parte de nuestra identidad…gracias por compartir con nosotros tanto ingenio y creatividad…felicitaciones Juan eres grande!!!!

  6. Giorgio Madueño

    Queria saber si has publicado algo de “Pobre Diablo” porque recuerdo haberlo leido de niño y me resulto bastante interesante, me gustaría volver a encontrarme con esas viñetas bizarras que vi hace mucho.

  7. Marco Zero One

    Humberto..!!! Como el perro..

    Supongo que también será el origen de Humberto el canino intelectual.. : )

    (y también del cuervo , el apapache de la Lora de la tira del Perú 21)

    Yo era chico aun,.. 12 años ? cuando chequeaba algunos Monos y Monadas,.. pero honestamente estas viñetas no las había visto en ninguno de los números a los que tuve acceso…

    Es más, gracias al diario es que descubro este Blog. Saludos.

  8. Salo

    Hola:
    es la primera vez que escucho del cuy y la verdad que me gusta mas el cuy antiguo es mas tierno y “listo”… bueno seguire leyendo mas .. byes

  9. amigos, el blog y el facebook tienen formas de comunicación propias. a veces me gustaría aquí tener la simple función “me gusta”, que permite adherir a un comentario sin más explicaciones. en cambio aquí no hay tal y como tampoco me da el tiempo para responder en detalle, me privo de opinar ante los interesantes comentarios que han puesto en estos días. un ejemplo es el vínculo que señala bruno, que debería existir entre la memoria de nuestro país y la de latinoamérica.

    salo, hay una corriente de lectores que opina como tú, que encuentran al primer cuy (el del semanario “la calle”) más tierno, libre y poético. algunos, más radicales dentro de esa tendencia, no hubiesen querido que el cuy se politice como lo hizo en su siguiente etapa, en “el diario de marka”. qué te digo, así ocurrió, el cuy fue un hijo de su tiempo. creo que surgió una poesía más encarnada en la realidad intensa del perú de esos años (que a veces parece tan descarnada) y que felizmente esta historieta ha llegado hasta nuestros días.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s