Estadística [por Orlando]

La información estadística difundida por los medios de comunicación el último fin de semana, referida a muestreos de probabilidades de intención de voto para las próximas elecciones municipales, ha generado entusiasmos, preocupaciones y temores, en diferentes sectores de la población.

¿Para qué sirve y cómo tomar la información estadística difundida?

Una de las lecturas, realizada por muchos ciudadanos, es que a falta de mejor y mayor información, se asume la información estadística de las encuestas; entonces, la información estadística que mejora el desempeño de un candidato puede inducir a votar por él, lo cual puede ser constatado en las siguientes encuestas de intención de voto.

Otra lectura es la que realizan los estrategas de campaña para generar golpes de timón o reforzamiento de mensajes, para recuperar el impulso perdido o asegurar un rush final ganador.

La información estadística suele ser compleja, por lo que los expertos en encuestas se lamentan sobre las carencias que muestran los periodistas para abordar adecuadamente el tema. Y es que las encuestas tienen una complejidad técnica y metodológica que hace prácticamente imposible diferenciar a los no iniciados sobre qué encuesta se encuentra trabajada con métodos científicos y cuál no, es decir, sin rigor estadístico. Por lo anterior, es imprescindible conocer la ficha técnica de la encuesta.

Es importante resaltar que una muestra mal diseñada acrecienta la probabilidad del engaño e incrementa el margen de error de la encuesta, no olvidemos que si se brinda la oportunidad a las personas de poder engañar, se divertirán engañando. Ante la posibilidad, algunos textos mencionan que las empresas encuestadoras consultan sus resultados entre sí antes de publicarlos, para detectar variaciones muy grandes.

Joaquín Leguina(*), refiriéndose a las encuestas de intención de voto, menciona dos factores que las impulsan: 1) el afán de “adelantar acontecimientos”, síndrome periodístico por antonomasia, y 2) las ganas de influir en los resultados, agregando que todos los medios lo niegan, por supuesto.

Siendo las encuestas electorales esencialmente predicciones, no olvidemos el “error” de predicción estadística que se produjo en las elecciones generales del año 2000, cuando la encuesta a boca de urna arrojó un pronóstico que los resultados oficiales contradijeron. ¿Recuerdan a las encuestadoras explicando el “error”?

http://www.youtube.com/watch?v=b5OJBLeJtUw

La estadística oficial del resultado final de esas elecciones fue proporcionado por José Portillo en conferencia de prensa de la que recordaremos siempre la frase: “Por favor, a mí no me digan nada, papelito manda”.

(*) Leguina, Joaquín (2004) Estadísticas electorales y medios de comunicación social. Recuperado de  http://profeblog.es/yolanda/wp-content/uploads/2008/01/estadisticas-electorales.pdf

9 comentarios

Archivado bajo El Diario del Cuy

9 Respuestas a “Estadística [por Orlando]

  1. sandovAL ALvarado

    ¿Algún día se implementará el voto voluntario en las elecciones? Hubiera sido interesante como se propuso, hacer la prueba en estas elecciones municipales. “Tal vez en las distritales para ver que tal nos va”. Posiblemente de esta manera solo vayan a votar quienes si desean hacerlo y por el candidato de su preferencia, y al final no terminemos con esas campañas de votar por “el mal menor” “votar para evitar que otro gane”, esos términos que tanto daño nos está haciendo a los peruanos y terminan polarizando al país.

    “Encuestas y estadísticas”
    –> Recuerdan las últimas elecciones en Colombia, todo ese entusiasmo que se genero alrededor de Antanas Mockus, hasta salieron encuestas que lo daban como ganador, y ¿que paso al final?

  2. Aparte del tamaño de la muestra y la localización de los encuestados, es imprescindible poner minuciosa atención a la formulación de una u otra pregunta. Es un asunto clave. También es indispensable conocer si las respuestas fueron ‘asistidas’.

  3. uy, sonia luz, a mí me gustaría que a veces me asistan en algunas respuestas, porque meto la pata que da miedo (pero, claro, eso es otro tema distinto al que te refieres)

  4. Orlando

    Hola Sonia Luz, gracias por los aportes. He recordado a propósito de lo que mencionas, sobre lo que se pregunta, cómo se pregunta y conocer si las respuestas son asistidas o no, el problema metodológico detectado en la determinación de la tasa de analfabetismo en el Perú, información imprescindible para conocer el punto de partida del objetivo de conseguir un Perú sin analfabetos.
    Ocurría que se manejaban estadísticas distintas sobre analfabetismo provenientes de dos publicaciones del mismo INEI, una era el Censo Nacional 2005 y la otra la Encuesta Nacional de Hogares ENAHO 2006. Mientras la primera consignaba 8.4%, la segunda registraba 11.1%.
    Analizadas las diferencias metodológicas se encontró que mientras los encuestadores del Censo Nacional solicitaban a un solo informante, el jefe de familia, responder la pregunta ¿Sabe leer y escribir? por cada uno de los miembros del hogar; en la encuesta de la ENAHO, la pregunta ¿Sabe leer y escribir? se realizaba a cada miembro de la familia mayor de 12 años, y se solicitaba leer algún párrafo de un texto proporcionado por el encuestador.
    Ante la misma pregunta, métodos distintos de aplicación y llenado del formulario de encuesta determinaron la diferencia de resultados obtenidos.

  5. Pepe

    Yo fui encuestador del censo nacional de 1981… y las respuestas que daban los encuestados era a veces tirada de los pelos… yo no creo mucho en las encuestas.
    Para mi la unica encuesta valida es la que sale de las urnas, esa no tiene lugar a duda y es la que cuenta.

  6. Artopal

    «Yo sólo creo en estadísticas que yo mismo haya falsificado.», dijo Winston Churchill, según Goebbels, o sea, nunca lo dijo, pero igual cae de perillas para el actual proceso electoral. ¿No?

  7. sandovAL ALvarado

    Censo del 81? Asu que vieja la pepe, jejejeje

    Recuerdo cuando participe en el censo del 93, mis compañeros me comentaban que en todas las casas les invitaban algo de comer y terminaron con las panzas llenas a más no poder, en cambio a mí solo alguien me invitó un vaso de refresco y punto. Era curioso entrar al interior de esas casas que estaban a solo dos cuadras de mi casan y conocer a vecinos con los que nunca me había comunicado.

  8. Pepe

    Asi es Sand…ese fue el anio que curse 5to Media pero viejo tb esta el mar y todavia se mueve!! jaja. Como anecdota, una de las casas a las que encueste era de un grupo de 3 amigos que me recibieron en paños menores y con cara de amanecida… cuando pregunte si habia alguien mas en la casa… tuvieron que hacer salir a las fulanas con quien habian compartido la noche… habian tenido una festichona de esas la noche anterior.
    Roto el hielo, me invitaron a desayuno y por ahi no falto el que ofrecio “la chelita para cortarla”… jajaja… que encuesta seria se puede sacar de ahi!!

  9. jaja, qué buena la de churchill, o la de goebbels, o la de artopal

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s